La Fed da luz verde a los bancos para reanudar la recompra de acciones

por Nick Beams
22 diciembre 2020

La Reserva Federal de los Estados Unidos ha dado luz verde a los principales bancos para que reanuden la recompra de acciones a partir del primer trimestre del año próximo, lo que supone una victoria para ellos en lo que ha sido una campaña pública contra las restricciones impuestas en junio.

La decisión de la Reserva Federal se tomó después de que las "pruebas de estrés" realizadas a los principales bancos mostraran que podían soportar una importante caída de la economía.

Se esperaba que los bancos pasaran las pruebas. Pero se había pensado que con los EE.UU. continuando a informar sobre el récord de infecciones y muertes por COVID-19 y, por consiguiente, una perspectiva muy incierta para la economía de EE.UU., la Reserva Federal mantendría sus restricciones.

Susan Katzke, analista de Credit Suisse, dijo a Bloomberg que el movimiento de la Fed era "claramente positivo".

(AP Photo/Seth Wenig)

"Se esperaba pasar [las pruebas de estrés]; la capacidad de recomprar acciones, dentro de los límites, se esperaba pero no se esperaba", dijo.

Al anunciar los resultados de las pruebas de estrés, el vicepresidente de Supervisión de la Reserva Federal, Randal Quarles, dijo que el sistema bancario había sido una "fuente de fortaleza" durante el año pasado y que las pruebas de estrés confirmaron que los grandes bancos podían seguir prestando "incluso durante un giro bruscamente adverso en la economía".

La única voz disidente entre los gobernadores de la Reserva Federal fue la de Lael Brainard. Ella dijo que para varios bancos grandes las pérdidas proyectadas bajo las pruebas los llevaron "muy cerca del requerimiento mínimo".

"La prudencia exigiría pagos más modestos para preservar los préstamos a los hogares y a los prestatarios durante un invierno excepcionalmente difícil".

La reacción a la decisión fue inmediata. A los pocos minutos del anuncio de la Fed, JP Morgan Chase anunció que su junta había aprobado hasta 30 mil millones de dólares en recompras de acciones, con el tiempo y el alcance de las compras sujetas a "varias consideraciones". Morgan Stanley dijo que su consejo había autorizado hasta 10.000 millones de dólares en recompras en 2021, a partir del primer trimestre.

Citigroup, Wells Fargo y Bank of America también dijeron que tenían la intención de reanudar las recompras de acciones.

Hubo aumentos significativos en los precios de las acciones de los principales bancos en el comercio fuera de horario el viernes después de la decisión de la Fed. Las acciones de JP Morgan subieron un 5,3%, Goldman Sachs un 4,4% y Wells Fargo un 3,5%.

El anuncio no fue una vuelta completa de las restricciones impuestas por la Fed hace seis meses, pero representó un paso significativo en esa dirección, y los bancos sin duda seguirán teniendo todos los impedimentos eliminados.

La decisión es otra expresión de cómo el sistema financiero funciona como un mecanismo institucionalizado para desviar la riqueza a las capas superiores en medio de la peor recesión económica del período de la guerra pasada.

Como resultado de las políticas monetarias ultra baratas aplicadas por la Reserva Federal, sobre todo la inyección de billones de dólares en el mercado de bonos del Tesoro, los bancos han podido obtener dinero en efectivo a través del comercio de mercado.

En octubre, JP Morgan Chase reportó ganancias de $9.440 millones, o 292 dólares por acción --muy por encima de las expectativas del mercado-- y un aumento en las ganancias de $9.080 millones del trimestre correspondiente del año pasado.

La operación de comercio de bonos y acciones del banco representó un aumento del 20 por ciento en los ingresos interanuales.

Ahora estas ganancias, cosechadas por la generosidad de la Reserva Federal, se distribuirán a personas acaudaladas, así como a fondos de inversión que poseen acciones del banco. El efecto de las recompras de acciones es elevar el precio de las acciones restantes, permitiendo a sus propietarios liberar una ganancia de capital.

Las recompras de acciones han ido adquiriendo mayor importancia en el sector bancario en los últimos años y ahora constituyen alrededor del 70% de los pagos de capital a los accionistas.

Ha habido un creciente clamor por el alivio de las restricciones. Esto se debe a que después de haber caído bruscamente en marzo y abril --más del 15 por ciento para JP Morgan y Bank of America y el 29 por ciento para Wells Fargo-- las acciones del banco no han subido tan rápido como el resto del mercado, donde los índices han alcanzado máximos históricos.

La decisión de la Reserva Federal no fue una completa "libre para todos". Los dividendos seguirán siendo limitados y las recompras en el primer trimestre no pueden superar el promedio de beneficios trimestrales anuales de los cuatro trimestres más recientes.

Reaccionando a la decisión, el demócrata de mayor rango en el Comité Bancario del Senado, Sherrod Brown, se dedicó a algunas bravuconadas que suenan a "izquierda".

"Esta crisis económica y de salud pública está empeorando, no mejorando", dijo. "La decisión de la Reserva Federal permite miles de millones en dividendos y bonos para unos pocos, mientras millones de estadounidenses se tambalean".

Eso es perfectamente cierto. Pero el hecho es que la entrante administración demócrata de Biden no tiene diferencias esenciales con la política de negligencia maligna practicada bajo Trump con respecto a COVID-19. Los demócratas también apoyaron la Ley CARES, que rescató a las empresas, y han apoyado todas las medidas de la Reserva Federal que han transferido miles de millones a las manos de los bancos y la oligarquía financiera.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 20 de diciembre de 2020)

 

El autor también recomienda:

Hefty profits for top US banks as millions face social disaster
[14 octubre 2020]

La recompra de acciones ha sido la "única fuente neta de dinero entrando al mercado de valores" desde 2008
[8 abril 2020]

Share buybacks: Symptom of a decaying economic order
[26 septiembre 2014]