Socialistas Demócratas de Estados Unidos le suplican a Biden que no nombre a Rahm Emanuel

por Kristina Betinis
27 noviembre 2020

Los líderes de los Socialistas Demócratas de América (DSA, sigla en inglés), la revista Nation y los funcionarios electos del Partido Demócrata en Nueva York están suplicando al presidente electo Joe Biden que no designe al exfuncionario de la Administración de Obama y alcalde de Chicago durante dos períodos, Rahm Emanuel, a un puesto en la Administración entrante.

Se informa que Emanuel está buscando un nombramiento como secretario de Transporte en la Administración de Biden. Crain’s Chicago Business indicó el lunes que Biden podría estar considerando a Emanuel como representante comercial de Estados Unidos, un cargo que depende directamente del presidente.

Rossana Rodríguez Sánchez, miembro de DSA y concejala de Chicago, está haciendo circular una petición a Biden en la que se describe su caso. Rodríguez cita varias de las muchas políticas reaccionarias y crímenes de Emanuel en el transcurso de su mandato como alcalde de Chicago.

Rahm Emmanuel en Brookings Institution (Flickr/Brookings Institution)

Estos incluyen el asesinato policial del adolescente Laquan McDonald y el posterior encubrimiento por parte de la policía, el ayuntamiento y la oficina del alcalde; el cierre de escuelas públicas más grande en la historia de los Estados Unidos: 49 escuelas primarias en 2013; el cierre de las instalaciones públicas de salud mental; varias rondas de exenciones fiscales e incentivos a los intereses comerciales; el pago de cientos de millones en arreglos por mala conducta policial; mantener el control ejecutivo sobre la junta escolar; privatizar los servicios de la ciudad; y un proyecto de tránsito propuesto por el CEO de Tesla, Elon Musk.

Se podrían agregar muchos, muchos más elementos a esta lista, incluido el papel de Emanuel en las políticas de “ley y orden” de los demócratas bajo las Administraciones de Clinton y Obama, la operación de una “ prisión clandestina ” del Departamento de Policía de Chicago, etc.

La campaña de DSA contra el nombramiento de Emanuel se basa en un fraude político. Lo primero y más importante es la noción de que Emanuel es de alguna manera una aberración en el Partido Demócrata. El hecho de que Biden designe o no a Emanuel para uno u otro puesto no alterará el carácter de la Administración entrante. La política de Emanuel es la política del Partido Demócrata, un partido de militarismo, austeridad y reacción.

Esto es lo que DSA está tratando desesperadamente de ocultar. Rodríguez le escribe a Biden: “Si quieres erradicar el racismo sistémico, defender la democracia y construir una sociedad que no deje a nadie atrás, todas las metas dignas mencionadas en tu discurso de victoria, podemos pensar en pocas personas peor para el trabajo que el hombre que se ganó el apodo de 'alcalde 1 por ciento'”.

La diputada electa de Nueva York, Mondaire Jones, tuiteó: “Creo que la Administración de Biden está sinceramente comprometida con el desmantelamiento del racismo sistémico. Darle a Rahm Emanuel un puesto en el gabinete amenazaría ese trabajo vital “. El historiador laboral de la Universidad de Illinois en Chicago y colaborador de la revista Jacobin, Jeff Schuhrke, comentó sobre la petición para explicar el problema que presenta el nombramiento de Emanuel para DSA: “El presidente electo Biden no puede pretender defender a los negros/trabajadores y luego nombrar a Rahm a un cargo de su gabinete”.

Para DSA, el nombramiento de Emanuel es un problema de relaciones públicas. Su nombramiento, aconsejan a Biden, socavará los esfuerzos de los demócratas para retratar fraudulentamente al Partido Demócrata como una organización progresista y, por lo tanto, también dificultará la operación de DSA para presentarlo como tal.

La respuesta inmediata de Biden a su victoria electoral fue pedir la “unidad” con los republicanos, incluso cuando el presidente Donald Trump sigue negándose a aceptar los resultados de las elecciones y aviva la violencia fascistizante. Los principales demócratas y sus aliados republicanos más cercanos, como John Kasich de Ohio, han insistido en que los “socialistas” casi hacen que Biden pierda las elecciones y deben ser eliminados de la política estadounidense.

En segundo lugar, DSA está intentando encubrir su propio papel como agencia política del Partido Demócrata, en general, y su propia colaboración con Emanuel, en particular. Lo que no se encuentra en la carta de Rodríguez es quiénes fueron los socios confiables de Emanuel en sus políticas brutalmente antiobreras. Si bien el alcalde de Chicago tiene un gran poder sobre la vida en la ciudad, Emanuel disfrutó del apoyo y la cooperación de la élite política demócrata en todos los niveles de gobierno.

Todos los miembros del ayuntamiento presentes votaron a favor de pagarle a la familia de Laquan McDonald's un récord de $5 millones como parte del esfuerzo por encubrir el asesinato policial.

El colaborador en el cierre de 49 escuelas fue el Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, sigla en inglés), que finalizó la poderosa huelga de maestros de septiembre de 2012 en términos que debilitaron la titularidad y la antigüedad de los profesores en preparación para el despido de miles por parte de Emanuel y el cierre de escuelas.

DSA, la revista Jacobin y toda la fraternidad pseudoizquierdista unieron fuerzas para proclamar que la traición de los maestros era una gran victoria. El World Socialist Web Site hizo campaña en contra del acuerdo y obtuvo un amplio apoyo entre los maestros, quienes en un momento se rebelaron contra los esfuerzos de la CTU para acabar la huelga. Advertimos que el acuerdo alcanzado “fue una victoria inequívoca para Emanuel”.

El final de la huelga fue seguido inmediatamente por el cierre masivo de escuelas. El CTU llevó a cabo conjuntamente las audiencias de cierre de escuelas de 2012-13 con las autoridades de la ciudad de Chicago y de Escuelas Públicas de Chicago. Estos eventos terriblemente dolorosos y degradantes se prolongaron durante meses en iglesias y cafeterías de toda la ciudad, enfrentando a hogares y vecindarios entre sí en un intento por obtener fondos para cada escuela.

Lo que las facciones internas del Partido Demócrata están haciendo ahora para promover ilusiones en Biden lo hicieron en 2019 después de que Lori Lightfoot, una exfiscala y presidenta de la junta de policía que luego fue nombrada por Emanuel para encabezar sus fraudulentos esfuerzos de “reforma policial”, fue elegida alcaldesa. Si bien ella no era su candidata preferida en las elecciones, la facción “progresista” de los demócratas, principalmente la CTU, promovió a Lightfoot como una progresista cuando asumió el cargo en la primavera de 2019. Estas mentiras explotaron en cuestión de semanas.

A lo largo del verano de 2019, Lightfoot emprendió contra los maestros. Los maestros lucharon contra el estancamiento de los salarios, la casi inexistencia de servicios de apoyo y las aulas sucias y abarrotadas privadas de las necesidades básicas. En medio de una inmensa ira social, la CTU terminó la huelga de 11 días, la más larga en 30 años, y envió a los maestros a regresar a trabajar antes de que incluso tuvieran derecho a votar sobre el acuerdo absolutamente inadecuado. Incluso la presidenta de la Federación Estadounidense de Maestros, Randi Weingarten, se vio obligada a declarar: “Este TA [acuerdo tentativo] no es perfecto, pero queremos cerrar este capítulo y queremos que la alcaldesa esté con nosotros para cerrar este capítulo”.

DSA tiene un papel fundamental en mantener la ficción de que se puede presionar al Partido Demócrata para que implemente políticas de reforma social. A nivel nacional, DSA y Jacobin están actualmente comprometidos en una campaña para promover ilusiones en una Administración “progresista” de Biden.

DSA espera que convencer a Biden de que no nombre a Emanuel ayude a evitar que las masas de trabajadores y jóvenes entren en conflicto con el Partido Demócrata y un Gobierno dirigido por Biden. Sin embargo, sus esfuerzos por encubrir la verdad sobre el Partido Demócrata se hundirán ante la realidad de una Administración reaccionaria y una creciente ola de ira y malestar social.

(Publicado originalmente en inglés el 26 de noviembre de 2020)

 

El autor también recomienda:

Jacobin y los Socialistas Demócratas de Estados Unidos promueven ilusiones en una administración "progresista" de Biden
[26 noviembre 2020]

Lori Lightfoot defeats Toni Preckwinkle in low-turnout Chicago election
[4 abril 2019]

Lessons of the Chicago teachers strike
[21 septiembre 2012]