A medida que el COVID-19 se extiende en Jeep Toledo y otras plantas

¡Construyan comités de seguridad de base en cada lugar de trabajo para salvar vidas!

por los comités de seguridad de base de FCA Jefferson North y Sterling Heights y Jeep Toledo
25 julio 2020
Trabajadores de Warren Truck [Crédito: WSWS]

El número de infecciones por COVID-19 está aumentando en todos los EE.UU., y hay que tomar medidas de emergencia.

En el Complejo de Ensamblaje de Jeep Toledo, más de 40 trabajadores han dado positivo por coronavirus hasta el lunes, y el número real está siendo encubierto por Fiat Chrysler y el United Auto Workers. Hay docenas de casos en las plantas de General Motors en Arlington, Texas, y Wentzville, Missouri, y seis trabajadores de la planta de GM en Silao, México, han muerto. Se han notificado más de 130 casos en la planta de Tesla en Fremont, California.

Los casos de COVID-19 en Ohio están en aumento, con 1.700 nuevos casos sólo el viernes, 89 en el área de Toledo. Las infecciones en Michigan se han duplicado desde junio. Muchas más muertes no están muy lejos.

Los protocolos de seguridad de la gerencia son 100 por ciento falsos. En muchas plantas, ni siquiera es factible estar a dos pies de distancia, y mucho menos a seis pies de distancia. Hicieron lo suficiente para que volviéramos a trabajar. Querían que los medios de comunicación pensaran que intentaban detener la propagación del virus, pero están haciendo lo mínimo posible. No nos dicen nada. Obtenemos información comunicándonos entre nosotros.

Los trabajadores deben tomar el asunto en sus propias manos para hacer cumplir la seguridad. Los comités de seguridad, controlados por nosotros mismos, deben tener la última palabra si es lo suficientemente seguro para trabajar.

Los comités de seguridad de Jefferson North, Sterling Heights y las plantas de ensamblaje de Jeep Toledo piden que las plantas infectadas se cierren hasta que se limpien a fondo y se garantice un entorno de trabajo seguro. Todos los trabajadores deben recibir pruebas regulares.

Hemos planteado las siguientes demandas adicionales:

  1. Los trabajadores deben ser notificados inmediatamente de cualquier caso de COVID-19 y de las áreas afectadas. Esta información no puede mantenerse en secreto para los trabajadores.
  2. Cuando se confirme un caso, la fábrica debe cerrarse por lo menos 24 horas para una limpieza profunda, no sólo del área afectada, sino de toda la planta. 3. El mantenimiento preventivo es necesario para asegurar un ambiente de trabajo seguro y cómodo.
  3. Todos los trabajadores que den positivo deben tener un permiso remunerado durante la duración de su enfermedad.
  4. El alejamiento social debe implementarse al entrar y salir de la planta y durante el baño, el almuerzo y otros tiempos de descanso. Los equipos de desinfección y limpieza permanecerán disponibles para que los trabajadores los utilicen como consideren oportuno.
  5. Todos los equipos serán limpiados en cada descanso por un personal de limpieza separado, que tendrá equipos de limpieza, seguirá las pautas de distanciamiento social, usará máscaras y será compensado por la empresa por su trabajo. Los empleados de la FCA no son responsables de los equipos de limpieza, ni de pagar al personal de limpieza.
  6. En cada planta debe haber personal médico capacitado, independiente de la gerencia, que informe directamente a los comités de seguridad sobre las condiciones.
  7. La línea debe ser detenida por 10 minutos cada hora para permitir a los trabajadores quitarse las máscaras, descansar y refrescarse. Si un trabajador tiene problemas de salud subyacentes que le impiden llevar una máscara en la planta, debe poder llevar una careta o tener garantizado un puesto de trabajo después de la pandemia, con el pago completo mientras tanto.
  8. Los trabajadores deben someterse a pruebas regulares y universales, cuyos resultados se devuelven en 24 horas. Los controles de temperatura y los síntomas de autoinforme no son suficientes.
  9. Si las condiciones no son seguras, los trabajadores tienen el derecho de negarse a trabajar sin la amenaza de represalias por parte de la gerencia y el sindicato.
  10. Los trabajadores no serán atacados, reprendidos, despedidos o acosados de otra manera por tomarse tiempo libre para esperar los resultados de las pruebas. Se reintegrará inmediatamente a los empleados despedidos que hayan sido despedidos por tomarse días libres para hacerse la prueba. No habrá represalias por utilizar la FMLA para tratar cuestiones de salud familiar y mental.

Los políticos y ejecutivos corporativos que dicen "volvamos a la normalidad" sólo buscan proteger sus inversiones. Están mintiendo cuando afirman que no hay suficiente dinero para una mejor seguridad, pruebas universales, o cierres para detener el virus. Las empresas y sus accionistas han recibido cientos de miles de millones de dólares en donaciones del gobierno.

Simplemente no les importa el bienestar de los trabajadores. Nuestras vidas no pueden ser rehenes de las ganancias.

Nadie más luchará por nosotros. Los sindicatos no son para nosotros. No podemos confiar en que nos mantengan a salvo, así que tenemos que hacerlo nosotros mismos.

No son sólo los trabajadores automotrices los que están siendo maltratados y que sus vidas están en juego. Hay multitudes de trabajadores pasando por la misma lucha. Millones de profesores se enfrentan a una pesadilla este otoño cuando el gobierno intenta forzar la apertura de las escuelas y poner a nuestros niños en peligro, todo para que puedan mantener a los trabajadores trabajando y que los ricos se hagan más ricos.

No son sólo ciertos trabajadores los que están en esta lucha. Es una situación global. Nuestros hermanos y hermanas en México están siendo informados por las empresas que tienen que enfermarse y morir para mantener la producción también. Cientos de trabajadores y sus familiares de la compañía petrolera mexicana PEMEX han muerto. Debemos librar una lucha unida a través de las fronteras.

Hacemos un llamado a todos los trabajadores, incluyendo a los trabajadores de la industria automotriz, educadores, empacadores de carne, trabajadores del comercio minorista y de servicios, trabajadores de la logística y trabajadores de las aerolíneas, a crear comités de seguridad de base. Los trabajadores en trabajos esenciales deben tener EPP, pruebas regulares y condiciones seguras.

Depende de que todos los trabajadores se pongan de acuerdo y trabajen juntos para luchar contra esta pandemia. Los sindicatos no lo harán. Los gobernadores como Gretchen Whitmer en Michigan no lo harán. Incluso quieren reabrir las escuelas, lo que amenazaría la vida de millones de estudiantes y profesores. Depende de los trabajadores el defendernos.

Con la pandemia tomando más vidas cada día, es urgente actuar.

¡Compartan esta declaración con sus compañeros de trabajo y discutan nuestras demandas! Únase a nuestro nuevo grupo en Facebook, la Red de Comités de Seguridad de Base de Ford/GM/Chrysler, para compartir información y coordinar con los trabajadores de otras plantas. Forme un comité de seguridad de base en su lugar de trabajo, únase a nosotros y comience la lucha.

Para ayuda en la creación de un comité de seguridad de base en su fábrica, envíe un correo electrónico al Boletín de los Trabajadores Automotores de WSWS a autoworkers@wsws.org para obtener más información.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 18 de julio de 2020)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.