¿Cuántos de nosotros tenemos que morir para construir sus Todoterreno Cherokees?"

Los trabajadores de Detroit FCA hacen un llamado a los trabajadores de GM, Ford y otras compañías para establecer comités de base y seguridad

por Jerry White
8 julio 2020

El Boletín de los Trabajadores Automotores de WSWS ayudará a los trabajadores automóviles y otros trabajadores a establecer comités de seguridad. Envíe por correo electrónico a autoworkers@wsws.org.

Los trabajadores automotores de las plantas Jefferson North y Sterling Heights de Fiat Chrysler han instado a los trabajadores de otras plantas e industrias automotrices a crear comités de seguridad para combatir la propagación del coronavirus en las fábricas. A fines del mes pasado, los trabajadores de dos plantas de ensamblaje del área de Detroit establecieron comités de seguridad después de que la gerencia de la FCA y United Auto Workers se negaron a divulgar información sobre los casos de COVID-19 en sus plantas o tomar medidas serias para protegerlos de la enfermedad mortal.

"Era evidente que necesitábamos comités de base porque no se tenía en cuenta la seguridad de los trabajadores", dijo un trabajador de la Planta de la Asamblea de Sterling Heights (SHAP), donde los trabajadores establecieron un comité después de detener la producción por informes de que un un manejador de materiales había dado positivo. “Escuchamos que se colocó a un TPT (trabajador temporal a tiempo parcial) en el área de trabajo que se creía infectada, y se vio obligada a trabajar dos horas antes de que la gerencia llegara a desinfectar el área.

“No hay sentido de urgencia por parte de la compañía o del [sindicato] UAW. Lo único que les importa es mantener la línea en funcionamiento y producir los camiones. Ningún trabajador debería arriesgar literalmente sus vidas para que los números y las ganancias de la empresa puedan aumentar. Tenemos que crear nuestros propios comités de seguridad opuestos a los del UAW y la FCA, porque están alineados sobre el resultado final. Si están organizados, nosotros, como trabajadores, tenemos que organizarnos para protegernos a nosotros mismos y a nuestras familias".

Trabajadores de Ford Dearborn Truck (Foto: Ford Media)

Aunque la gerencia y el UAW conocen muchos casos, incluidos al menos 22 en una planta de ensamblaje de General Motors en Arlington, Texas y otros 12 en una planta de GM en Wentzville, Missouri, “la política de GM es no confirmar el número de casos de coronavirus en sus plantas", informó la Detroit Free Press la semana pasada. Lo mismo es cierto para la FCA y otros fabricantes de automóviles, con un portavoz de las operaciones automotrices de Toyota en EE. UU. que le dijo al Wall Street Journal: "Simplemente anunciar el número de casos de COVID en un sitio determinado no es productivo".

Los fabricantes de automóviles y otros grandes empleadores han rechazado las pruebas periódicas de los empleados, el único medio para contener el virus. Según un artículo de Bloomberg News titulado "Los empleadores encuentran que los empleados de pruebas son más problemáticos de lo que valen", solo el seis por ciento de los 40 grandes empleadores que encuestaron están realizando pruebas en el sitio. La prueba "no está realmente disponible, es factible o fácil, y no es una solución que puede hacer para todos los empleados, todos los días", dijo Lauren Vela, directora senior del Pacific Business Group on Health, que representa a grandes empleadores como Microsoft Corp. y Walmart Inc.

El UAW también ha dicho que las pruebas regulares no son prácticas. En cambio, el UAW, cuyos principales líderes están negociando con el Departamento de Justicia de EE. UU. para evitar una toma de posesión federal debido a la corrupción generalizada, incluida la toma de sobornos de la administración de Fiat Chrysler, se ha unido a los esfuerzos de los fabricantes de automóviles para intimidar a los trabajadores que se niegan a trabajar en condiciones inseguras. La semana pasada, el UAW emitió una declaración conjunta con la gerencia de la FCA sugiriendo que eran los hábitos inseguros de los trabajadores fuera de las plantas los responsables de cualquier infección.

Tampoco los trabajadores reciben ayuda de la Administración Federal de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA). OSHA y sus equivalentes a nivel estatal han recibido más de 20,000 quejas relacionadas con COVID de los trabajadores este año, pero solo han emitido una citación, según Bloomberg.

Los trabajadores de FCA en Sterling Heights y Jefferson North Assembly Plant (JNAP) en Detroit, donde también se estableció un comité de seguridad, emitieron una lista de seis demandas, que están alentando a los trabajadores de otras plantas a adoptar y ampliar.

Las demandas son:

1. Los trabajadores deben ser notificados inmediatamente de cualquier caso de COVID-19 y qué áreas fueron afectadas. Esta información no puede mantenerse en secreto de los trabajadores.

2. Cuando se confirma un caso, la fábrica debe cerrarse durante 24 horas para una limpieza profunda, no solo del área afectada, sino de toda la planta. Se necesita mantenimiento preventivo para garantizar un ambiente de trabajo seguro y cómodo.

3. El distanciamiento social debe implementarse al entrar y salir de la planta y durante el baño, el almuerzo y otros descansos.

4. La línea debe detenerse durante 10 minutos cada hora para que los trabajadores puedan quitarse las máscaras, descansar y refrescarse.

5. Los trabajadores deben hacerse pruebas regulares y universales. Los controles de temperatura y los síntomas de autoinforme no son suficientes.

6. Si las condiciones no son seguras, los trabajadores tienen derecho a negarse a trabajar sin amenaza de represalias por parte de la gerencia y el sindicato.

"Crear comités de seguridad de base es absolutamente necesario", dijo un trabajador de Jefferson. “Todos en la planta se pusieron de pie y dejaron de trabajar porque la gerencia y el sindicato están barriendo todo debajo de la alfombra. Cuando las plantas volvieron a abrir el 18 de mayo, la línea comenzó media hora después de nuestra llegada para que pudiéramos limpiar nuestras áreas de trabajo y cerramos media hora antes para que pudieran limpiarse nuevamente antes del próximo turno. Ahora comenzamos 10 minutos más tarde y trabajamos a toda máquina hasta el final del turno.

“El proceso de limpieza es casi inexistente. En sus declaraciones a los medios, la compañía y la UAW hacen que parezca que van más allá para protegernos. Eso es una mentira. Es lo de siempre. El comité de seguridad sindical está del lado de la gerencia. Cuando protestamos, no se encontraron a los delegados sindicales. Por eso creamos nuestro propio comité de seguridad".

Otro trabajador de JNAP dijo: "No pueden esperar para volver a la producción completa para su lanzamiento en 2021. El plexiglás y las cortinas de baño no son la panacea. En cada contrato sindical local, los trabajadores siempre decían que la ventilación en la planta apesta, es tan humeante que parece que hay un incendio en la planta. Después de cada acuerdo con el sindicato, la compañía promete reparar los ventiladores y el sistema de calefacción y refrigeración, pero no sucede nada.

“Ahora tenemos COVID. ¿Cómo van a garantizar que el aire esté bien ahora? La limpieza completa que hicieron en abril fue todo. Ahora están poniendo todo en los trabajadores. Si lo atrapas, es tu culpa. Pero no construimos esta planta.

“Si observa la forma en que funcionan las corporaciones, alguien hizo un análisis de costo-beneficio cuando se apresuraron a reabrir las plantas. ¿Cuántas vidas de los trabajadores automotrices costará? ¿Cuántos de nosotros tenemos que morir para construir los Todoterreno Grand Cherokees? Ahora, dicen ‘si no quieres estar allí, te suicidas económicamente porque te vamos a suspender los beneficios de desempleo’.

“Pero si los trabajadores se juntan y hablan entre ellos, podemos decidir tomar las decisiones de los adultos necesarias para salvar vidas. Están tomando decisiones monetarias. Para ellos, el fin, obtener ganancias, justifica los medios. Pero no somos 'stock de capital humano', como dijo uno de los ayudantes de Trump. No somos ganado. Los trabajadores se cuidan entre sí, estamos tratando de hacer lo correcto, pero están tratando de reprimirnos. El Boletín de los Trabajadores de WSWS es un recurso maravilloso para utilizar, por lo que las personas pueden saber lo que está sucediendo y unirse para protegerse”.

Un trabajador de la planta FCA Trenton Engine, justo al sur de Detroit, agregó: “Nos hicieron pensar que íbamos a estar seguros cuando volviéramos a la planta. Pero no son desinfectantes ni distanciamiento social, y es aterrador. Los trabajadores necesitan descansos para quitarse las máscaras, pero lo único que la empresa quiere es que trabajes más y más duro.

“El sindicato no nos defiende. Están del lado de la gerencia. Necesitamos un comité propio para defendernos. Los trabajadores de todas las industrias están experimentando esto. Necesitamos una voz propia".

Un trabajador de Ford en la Planta de Camiones Dearborn dijo que debido a que un gran número de trabajadores no han parecido por las preocupaciones por COVID-19, la gerencia afirma que no tiene suficientes trabajadores de socorro para completar cuando un trabajador individual necesita tomar un descanso en el baño. "En cambio, están llevando a cabo ‘alivio masivo’, con todos tomando el descanso al mismo tiempo. No hay forma de distancia social de esa manera.

"Tenemos que tomar el control de nuestra propia seguridad", dijo. “Somos nosotros cuya prioridad es la seguridad. No tomaremos riesgos por ganancias adicionales. Los trabajadores automotores deben vincularse con los trabajadores de otras industrias en los Estados Unidos e internacionalmente”, dijo. “Deberíamos detener la producción si hay una infección en la planta. No sabemos dónde pudo haber estado ese trabajador infectado.

"Cuando estemos a cargo de la seguridad, diremos: ‘Sin trabajo, hasta que el comité de seguridad lo considere seguro’"

(Artículo publicado originalmente en inglés el 7 de julio de 2020)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.