Miles rinden homenaje a George Floyd mientras el policía de Minneapolis es procesado por cargos de asesinato

10 junio 2020

Miles de personas se reunieron el lunes en la Iglesia de la Fuente de Alabanza en Houston para presentar sus respetos finales a George Floyd, cuyo asesinato a plena luz del día por cuatro policías de Minneapolis hace poco más de dos semanas ha provocado un movimiento internacional de millones de personas contra la violencia policial y la desigualdad.

Los dolientes de todas las edades y orígenes llegaron a la ciudad natal de Floyd para las visitas desde el mediodía hasta las 6 p.m. antes del servicio conmemorativo final y el entierro hoy. Entre los asistentes se encontraban miembros de la familia y otros jóvenes afroamericanos que fueron víctimas de asesinatos de alto perfil y encubrimientos por parte de la policía en los últimos años, incluidos Eric Garner, Michael Brown, Ahmaud Arbery y Trayvon Martin.

Floyd, que tenía 46 años en el momento de su muerte, creció y fue a la escuela secundaria en Houston. Se crió en el complejo de viviendas públicas Cuney Homes en el Tercer Distrito de la ciudad. Floyd había sido un atleta destacado en la escuela secundaria y jugaba baloncesto en el South Florida Community College y en la Texas A&M University-Kingsville.

Floyd también era conocido en el área como un artista de hip-hop, con el nombre artístico de "Big Floyd" a partir de 1994. Se mudó a Minneapolis en 2014 para encontrar trabajo y un nuevo comienzo y había sido empleado como conductor de camiones y también como bravucón.

Caption: Los dolientes pasan junto al ataúd de George Floyd durante una visita pública a Floyd en la iglesia de la Fuente de la Alabanza el lunes 8 de junio de 2020, en Houston. (AP Photo/David J. Phillip, Pool)

Muchos políticos y figuras públicas asistieron a la presentación en Houston, incluido el gobernador republicano de Texas Greg Abbott y el jefe de policía de Houston Art Acevedo, en un esfuerzo cínico por distanciarse de las realidades de la vida en Estados Unidos, reforzados por sus propias políticas, que produjeron el brutal asesinato de George Floyd y muchos otros de los cuales son responsables.

El presunto candidato presidencial 2020 del Partido Demócrata, el exvicepresidente Joe Biden, no asistió en persona. Biden dijo que temía que los detalles de seguridad del Servicio Secreto interrumpieran la observancia. Pero sí se reunió en privado con la familia y grabó un video mensaje reproducido en el monumento. Las décadas de colaboración de Biden con los racistas en el Senado y su papel en la promulgación de leyes de justicia penal que han llevado al encarcelamiento masivo, especialmente de las minorías, son bien conocidas.

El cuerpo de Floyd había sido transportado a Houston desde Raeford, Carolina del Norte, a unas 20 millas de Fayetteville, donde nació. Cientos se alinearon para una audiencia pública el sábado. Floyd será enterrado hoy junto a su madre en Houston.

También el lunes, Derek Chauvin, el expolicía de Minneapolis que mató a Floyd el 25 de mayo, fue procesado en la corte por cargos de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado. Su fianza se fijó en hasta $1.25 millones.

Chauvin, un veterano de la policía de 19 años, apareció en la audiencia en el juzgado del condado de Hennepin a través de una transmisión de video desde la cárcel, donde se encuentra recluido desde que fue arrestado el 29 de mayo. El juicio de diez minutos fue presidido por la juez del Cuarto Distrito Judicial Jeannice M. Reding.

Las protestas masivas que exigían justicia en el asesinato policial de George Floyd y contra la violencia policial continuaron el lunes por decimocuarto día consecutivo. Se llevaron a cabo protestas considerables en Seattle, Los Ángeles, Dallas, Nueva Orleans, Atlanta y Filadelfia. En la ciudad de Nueva York el lunes, se organizaron 24 protestas, marchas, manifestaciones, paseos en bicicleta y vigilias en Manhattan, Brooklyn, Queens y el Bronx a partir de las 8:30 a.m., y el último evento comenzó a las 7 p.m.

En Washington, DC, el Servicio de Parques Nacionales anunció que 1.7 millas de cercas de malla negra erigidas a lo largo del perímetro de la Casa Blanca eran temporales y serían retiradas el miércoles. El anuncio es al menos en parte una respuesta a los manifestantes que convirtieron la cerca en una pared de carteles hechos a mano que denuncian la violencia policial y exigen justicia para Floyd.

Si bien las protestas masivas de los últimos días han sido en gran medida pacíficas, la ira social y la energía de millones de personas han continuado evocando la oposición al establishment político y los elementos de extrema derecha. La visibilidad de la policía y la Guardia Nacional se ha reducido, se han levantado los toques de queda y las instancias de la policía que atacan a los manifestantes han sido menos frecuentes. Sin embargo, los individuos de derecha y fascistas, tomando el liderazgo de la administración Trump, han llevado a cabo actos de violencia contra los manifestantes.

El lunes, Harry H. Rogers, el jefe del capítulo de Virginia del Ku Klux Klan, fue acusado por la policía de intento de heridas maliciosas (un delito grave), destrucción de bienes (también un delito grave) y asalto y agresión (un delito menor) después de que condujo su camioneta contra una multitud de manifestantes en Lakeside, justo al norte de Richmond, el domingo.

Según un relato de un testigo presencial, Rogers conducía imprudentemente por Lakeside Avenue en la mediana y condujo hasta los manifestantes, aceleró su motor y atravesó la multitud. Nadie resultó herido de gravedad. Shannon L. Taylor, el abogado de la Commonwealth para el condado de Henrico, dijo: "El acusado, por su propia admisión y por una mirada superficial en las redes sociales, es un líder admitido del Ku Klux Klan y un propagandista de la ideología confederada".

También el lunes, la policía de Seattle arrestó a un hombre que condujo su automóvil contra los manifestantes, golpeó una barricada y salió y disparó a uno de los manifestantes con una pistola el domingo. El Departamento de Bomberos de Seattle informó que el joven que recibió un disparo, identificado en las redes sociales como Dan Gregory, de 27 años, fue llevado a un hospital y se encuentra en condición estable.

Los gobiernos locales y otras instituciones han estado tomando medidas preventivas para eliminar los símbolos públicos de racismo e intolerancia. En Dearborn, Michigan, por ejemplo, la estatua de Orville Hubbard, el alcalde más antiguo de la ciudad y el conocido segregacionista y racista fue retirada el viernes de su ubicación destacada en los terrenos del museo histórico local. La estatua, que originalmente estaba ubicada en una importante intersección del centro, fue tomada por la familia de Hubbard.

El autor también recomienda:

Asesinato policial de George Floyd ocasiona protestas de masas en todo el mundo [8 junio 2020]

After more than a week of nationwide protests, new charges announced against George Floyd’s murderers [4 junio 2020]

Cop who killed George Floyd in Minneapolis had record of brutality [29 mayo 2020]

(Artículo publicado originalmente en inglés el 9 de junio de 2020)