Mercedes-Benz recortará más de 10.000 empleos

por K. Nesan
2 diciembre 2019

Mercedes-Benz, la marca automotriz premium más vendida en el mundo, anunció el viernes que recortará más de 10.000 empleos en los próximos dos años.

El director de relaciones laborales de Daimler y miembro de la junta administrativa, Wilfried Porth anunció que "el número total mundial será de cinco dígitos". En una teleconferencia con los medios de comunicación, Porth enfatizó que el proceso de reducción de personal tenía que ser completado para finales de 2022.

El anuncio de los despidos masivos se produce dos semanas después de que el director ejecutivo Ola Källenius anunciara, ante los aplausos de los inversores en Londres, que la compañía implementaría un programa de austeridad para reducir los costos de personal en 1.400 millones de euros. Después de dos advertencias sobre ganancias en los últimos meses, Källenius prometió a los accionistas e inversores que haría todo lo necesario para aumentar sus ganancias.

Mercedes-Benz, fundada en 1928 en Stuttgart, emplea a 300.000 personas en todo el mundo y 180.000 en Alemania. Baden-Württemberg, un estado en el suroeste de Alemania, el centro de la industria automotriz alemana se verá particularmente afectado por las medidas. Un número significativo de productores de autopartes como Bosch dependen de la fabricación de automóviles. En total, unos 460.000 trabajadores están empleados en industrias relacionadas con los automóviles solo en Baden-Württemberg.

Oficina corporativa de Daimler

El anuncio es parte de una avalancha de empleos en la industria automotriz alemana e internacional. Solo este año, se eliminaron 570.000 empleos en India y China. El martes, el fabricante de automóviles alemán Audi, una subsidiaria de Volkswagen, anunció la eliminación de 9.500 empleos en los próximos cinco años. El miércoles, BMW anunció recortes de más de 12 mil millones de euros ($13.230 millones) para 2022, y el jueves Bosch anunció que recortará otros 500 empleos en la ciudad de Reutlingen.

Volkswagen ha eliminado 30.000 empleos en los últimos tres años. Actualmente Ford está eliminando 12.000 empleos en Europa y 7.000 en Norteamérica. Nissan está recortando 12.500 empleos en todo el mundo. General Motors está cerrando cuatro plantas en los Estados Unidos y Canadá y recortando 8.000 empleos.

Cada vez más trabajadores de todo el mundo se están resistiendo a estos ataques. En Matamoros, México, decenas de miles de trabajadores altamente explotados en la industria de autopartes realizaron paros durante varias semanas contra las compañías y los sindicatos a principios de este año. En los Estados Unidos, 48.000 trabajadores de GM participaron en la huelga automotriz más larga en 50 años. También se han producido huelgas de trabajadores automotrices en India, China, Rumania, Hungría, la República Checa, Alemania, Francia, Reino Unido y otros países.

Pero cada vez que estallan estas luchas militantes, inmediatamente entran en conflicto con la burocracia sindical, que las aísla y las traiciona. IG Metall de Alemania, United Auto Workers en los Estados Unidos y otros sindicatos dejaron de ser organizaciones de trabajadores que luchan por mejorar y reformas sociales. En cambio, funcionan como una fuerza de policía laboral en las plantas, encargadas de imponer las demandas de la gerencia.

Las empresas automotrices y los sindicatos justifican los ataques a los empleos y los salarios señalando la disminución global en ventas y la reestructuración de la industria automotriz mundial con la introducción de vehículos eléctricos y autónomos. En un comunicado, Daimler declaró: “La industria automotriz está en medio de la mayor transformación de su historia. El desarrollo hacia una movilidad CO2 neutro requiere grandes inversiones”.

Estas medidas drásticas, que devastarán las vidas de cientos de miles de trabajadores y sus familias, cuentan con el pleno respaldo del sindicato y el comité de empresa de IG Metall, que colaboró con la gerencia para resolver los detalles de los despidos a espaldas de los trabajadores. Cuando Porth anunció los recortes de empleos en Daimler, se jactó: "Ahora que los puntos clave para optimizar la empresa fueron aprobados por el comité de empresa, podemos lograr este objetivo para fines de 2022".

Porth se negó a dar más detalles sobre el acuerdo con IG Metall y el comité de empresa. La manera exacta en que se implementarán los puntos clave se resolverá en las próximas semanas, dijo.

Sin embargo, según los informes de los medios, además de las medidas de optimización, Daimler y el comité de empresa acordaron reducir aún más los costos de personal. Entre otras cosas, habrá ofertas a los empleados para reducir sus horas de trabajo semanales. Los trabajadores con 40 horas a la semana se verán obligados a trabajar menos horas con menos compensación. La compañía solo extenderá los contratos de trabajo que caducan para empleados temporales en la administración de manera muy restringida. Igualmente, los contratos serán aún más restrictivos a plazo fijo de 40 horas para el personal permanente.

Dos trabajadores de Daimler que hablaron con el World Socialist Web Site dijeron que solo se enteraron de los recortes a través de los medios de comunicación. Ambos informaron que se han llevado a cabo intensas negociaciones entre la gerencia y IG Metall desde que Källenius se convirtió en CEO hace seis meses. Los trabajadores estaban convencidos de que la compañía eligió el viernes para anunciar los recortes a fin de evitar los disturbios laborales en las fábricas. IG Metall convocó a una asamblea laboral para el lunes en Schillerhalle, una de las instalaciones más grandes de Stuttgart.

Campaña del Boletín de los Trabajadores Automotores en la planta de Mercedez-Benz en Sindelfingen

Daimler confía en los servicios de IG Metall para impulsar sus planes. El viernes pasado, IG Metall organizó un llamado día de acción en la Schlossplatz en el centro de Stuttgart para disipar la ira de los trabajadores, que denuncian cada vez más al sindicato y sus comités de empresa. Pero incluso allí, los burócratas sindicales no pudieron ocultar el hecho de que funcionan como conspiradores con la compañía en la planificación e implementación de los ataques.

El director regional de IG Metall, Roman Zitzelsberger, ofreció la colaboración del sindicato, declarando: "Todos los empleadores deben saber: dar forma al futuro solo es posible juntos".

Zitzelsberger, miembro de la Junta Asesora de Daimler con un ingreso de 213.700 euros el año pasado, es actualmente el principal negociador de IG Metall en las negociaciones con la organización de empleadores Industrieverband Südwestmetal sobre los planes de reducción de costos y reducciones de personal en 160 empresas metalúrgicas en Baden-Württemberg

El vicepresidente del Comité General de Empresa, Ergun Lümali, dejó en claro que el sindicato respalda plenamente los despidos masivos y le preocupa simplemente que la reestructuración se implemente de la manera más efectiva posible: “No solo queremos tener un debate sobre la gente. El objetivo de la reducción de costos de personal debe ser mejorar los procesos y los flujos de trabajo”, dijo.

Los despidos masivos en Daimler y el papel de los sindicatos en la imposición de estos ataques una vez más subrayan la necesidad de que los trabajadores desarrollen su propia respuesta independiente a la masacre laboral en la industria automotriz internacional.

En una reciente p erspectiva publicada en el sitio web socialista mundial, escribimos: “Estos acontecimientos dejan en claro que los trabajadores necesitan una perspectiva internacionalista y un programa socialista para oponerse a los ataques contra sus trabajos, condiciones laborales y salarios. No solo se enfrentan a las automotrices que operan globalmente y sus accionistas milmillonarios, sino también a los sindicatos y los consejos laborales, los cuales colaboran con las gerencias para orquestar e implementar los recortes. Sin romper con estos aparatos corruptos y proempresariales y establecer comités de base independientes para unir sus luchas internacionalmente, los trabajadores no podrán defender ni un solo empleo”.

Los eventos en Mercedes-Benz subrayan de la manera más precisa la exactitud de esta perspectiva. Ahora todo depende de la iniciativa y organización independientes de los trabajadores.

(Artículo publicado originalmente el 30 de noviembre de 2019)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.