"La oposición a la esclavitud también ha sido un tema importante en la historia de Estados Unidos"

Una entrevista con el historiador James McPherson sobre el Proyecto 1619 del New York Times

por Tom Mackaman
16 noviembre 2019

El World Socialist Web Site habló recientemente con James McPherson, profesor emérito de historia de la Universidad de Princeton, sobre el Proyecto 1619 del New York Times . McPherson es autor de docenas de libros y artículos, incluido El Battle Cry of Freedom, ganador del Premio Pulitzer, ampliamente considerado como el relato autorizado de la Guerra Civil.

McPherson en junio de 2011

P. ¿Cuál fue su reacción inicial al Proyecto 1619?

R. Bueno, no supe nada de eso hasta que recibí mi periódico dominical, con la sección de la revista totalmente dedicada al Proyecto 1619. Debido a que este es un tema que siempre me ha interesado, me senté y comencé a leer algunos de los ensayos. Diría que, casi desde el principio, me molestó lo que parecía una cuenta unilateral, muy desequilibrada, que carecía de contexto y perspectiva sobre la complejidad de la esclavitud, que claramente, obviamente, no era una institución exclusivamente estadounidense, pero existió a lo largo de la historia. Y la esclavitud en los Estados Unidos fue solo una pequeña parte de un proceso mundial más amplio que se desarrolló durante muchos siglos. Y en los Estados Unidos, también, no solo hubo esclavitud sino también un movimiento antiesclavista. Así que pensé que el relato, que enfatizaba el racismo estadounidense —que obviamente es una parte importante de la historia — no hay duda al respecto, pero se centró tan estrechamente en esa parte de la historia que dejó fuera la mayor parte de la historia.

Entonces leí algunos de los ensayos y hojeé el resto, pero no busqué mucho más al respecto porque me pareció que no estaba aprendiendo muchas cosas nuevas. Y estaba un poco descontento con la idea de que las personas que no tenían un buen conocimiento del tema se verían influenciadas por esto y luego tendrían una visión parcial o limitada.

P. ¿Sabe que la revista brillante se está distribuyendo a las escuelas de todo el país, y el distrito escolar público de Chicago ya ha anunciado que formará parte del plan de estudios?

R. Sabía que su propósito era la educación, pero no he escuchado muchos de los detalles de eso, incluido lo que acaba de mencionar.

P. Cuando mira la forma en que la historiografía sobre la Guerra Civil y la esclavitud ha cambiado a lo largo de las generaciones, y sé que has hecho este punto en el pasado, ha sido influenciada por la política contemporánea. ¿Por qué crees que el Proyecto 1619 está sucediendo ahora y está siendo promovido tanto?

R. Creo que es en parte una consecuencia de desarrollos sociales y políticos más amplios de los últimos veinte años más o menos. Así como el movimiento de los Derechos Civiles de los años cincuenta y sesenta influyó en una gran cantidad de nuevas investigaciones sobre la esclavitud, los abolicionistas, los republicanos radicales, la Guerra Civil y la Reconstrucción —incluida mi propia introducción a esos temas en los años cincuenta y sesenta— creo que los acontecimientos actuales y los asuntos contemporáneos influirán en algo como el Proyecto 1619. Es decir, aparte del 400 aniversario, que es el gancho conveniente en el que está colgado.

P. Sin embargo, me parece que el movimiento masivo de Derechos Civiles transmitió impulsos realmente saludables a la beca ...

A. ... Absolutamente, creo que sí. Hasta ese momento, la perspectiva de la esclavitud y los abolicionistas era en gran medida una perspectiva sureña —eso es simplificar demasiado, pero estaba allí— y una especie de perspectiva de derecho de centro. Y la beca que surgió con el movimiento de los Derechos Civiles —para simplificarlo de nuevo— se movió en una perspectiva liberal hacia la izquierda y hacia el norte.

P. Fue estudiante de C. Vann Woodward, si no me equivoco. ¿Podría contarnos algo sobre él?

C. Vann Woodward

A. En la década de 1930, él, como muchos intelectuales y artistas, coqueteó con el socialismo, incluso con el Partido Comunista. Cuando era joven, a principios de la década de 1930, fue a la Unión Soviética. Nunca hizo el viaje completo al Partido Comunista, pero estaba muy en el ala izquierda de los académicos. Y su interpretación de los populistas del sur y Tom Watson surgió de eso.

Con el tiempo, como la mayoría de las personas, supongo, se volvió más conservador, avanzando hacia una especie de ideología liberal del sur, en su interpretación de la segregación en The Strange Career of Jim Crow, que Martin Luther King llamó públicamente una especie de Biblia del movimiento de los Derechos Civiles. Estaba muy en ese modo en la década de 1950. Fue uno de los académicos que investigó a los demandantes en [el caso de la Corte Suprema] Brown vs. Board of Education a principios de la década de 1950. Estudié con él en Johns Hopkins desde 1958 hasta 1962, cuando, creo, se fue moviendo un poco hacia la derecha.

Le preocupaban los aspectos contraculturales del liberalismo que surgieron a fines de la década de 1960.

Marcha en Washington por el empleo y la libertad, Martin Luther King, Jr. y Joachim Prinz (1963)

Pero sus simpatías y su perspectiva estaban con el movimiento de Derechos Civiles, incluso manteniendo una perspectiva sureña, no hay duda al respecto. Seguía interesado en el Sur y quería encontrar una tradición liberal del sur, e incluso una tradición radical, que era el motivo subyacente de su interés en los populistas del sur y Tom Watson, retratándolos como potenciales igualitarios raciales hasta la década de 1890 cuando las cosas se pusieron mal. para ellos, y ellos mismos se pusieron amargos.

Pero continuó persiguiendo eso durante las décadas de 1950 y 1960, y creo que eso me influyó tanto como cualquier cosa en mi trabajo de posgrado. Otras influencias en mí eran estar en Baltimore durante el movimiento de Derechos Civiles, y sentadas y manifestaciones en una ciudad fronteriza. Y los Freedom Rides que comenzaron en 1961 cuando aún estaba en la escuela de posgrado. Si bien no sé del todo qué pensaba Woodward sobre algunas de estas cosas, sin duda su actitud subyacente básica simpatizaba con estos cambios. Y jugó un papel en hacerlos realidad.

P. Usted mencionó que estaba totalmente sorprendido cuando encontró el Proyecto 1619 en su periódico dominical. Es uno de los principales historiadores de la Guerra Civil y la esclavitud. ¿Y el Times no se te acercó?

R. No, no lo hicieron, no.

P. Hemos hablado con muchos historiadores, destacados académicos en los campos de la esclavitud, la Guerra Civil, la Revolución Americana, y estamos descubriendo que ninguno de ellos fue abordado. Aunque el Times no enumera sus fuentes, ¿en qué cree que, en términos de becas, se basa este Proyecto 1619?

A. Realmente no lo sé. Una de las personas a las que se acercaron es Kevin Kruse, quien escribió sobre Atlanta. Es un colega, un profesor aquí en Princeton. No encaja bien con el molde de los otros escritores. Pero no sé quién les aconsejó y qué los motivó a elegir a las personas que eligieron.

P. Nikole Hannah-Jones, la escritora principal y líder del Proyecto 1619, incluye una declaración en su ensayo —y yo diría que esta es la tesis del Proyecto — que "el racismo antinegro se encuentra en el ADN mismo de esto país”.

R. Sí, yo también vi eso. No tiene mucho sentido para mí. Supongo que está usando el ADN metafóricamente. Ella argumenta que el racismo es el tema central de la historia estadounidense. Ciertamente es parte de la historia. Pero nuevamente, creo que carece de contexto, carece de perspectiva sobre el curso completo de la esclavitud y cómo comenzó la esclavitud y cómo la esclavitud en los Estados Unidos no era única. Y las convicciones raciales, o convicciones "antiotras", han sido centrales en muchas sociedades.

Pero la idea de que el racismo es una condición permanente, bueno, eso no es cierto. Y tampoco tiene en cuenta las tendencias compensatorias en la historia estadounidense. Porque la oposición a la esclavitud y la oposición al racismo también ha sido un tema importante en la historia de Estados Unidos.

P. ¿Podría hablar sobre esto un poco más? Porque en otra parte de su ensayo, Hannah-Jones escribe que "los estadounidenses negros han luchado solos" para hacer de Estados Unidos una democracia.

A. Desde los cuáqueros en el siglo XVIII, pasando por los abolicionistas en la antesala, hasta los republicanos radicales en la Guerra Civil y la Reconstrucción, hasta la NAACP, que era una organización interracial fundada en 1909, hasta el movimiento por los Derechos Civiles en la década de 1950 y en la década de 1960, ha habido muchos blancos que han luchado contra la esclavitud y la discriminación racial, y contra el racismo. Casi desde el comienzo de la historia estadounidense eso ha sido cierto. Y eso es lo que falta desde esta perspectiva.

P. ¿Podría hablar específicamente sobre qué motivó a los soldados de la Unión en la Guerra Civil? Sé que has escrito sobre esta pregunta.

A. Las actitudes en el Ejército de la Unión iban desde el racismo extremo hasta una especie de idealismo radical y anti esclavitud. Creo que cualquier declaración sobre "los soldados" en el Ejército de la Unión no tendría ningún sentido. Leí las cartas y diarios de más de 1,000 de ellos, y sus actitudes sobre esta cuestión iban desde una posición racista y proesclavitud hasta una especie de perspectiva igualitaria radical. Traté de cuantificar estas cosas, pero es difícil hacer una generalización sobre dos millones y medio de soldados.

P. Las motivaciones son complejas, y las principales perspectivas políticas de la época están ligadas a las motivaciones de los soldados, ya sea una guerra para preservar la Unión o una guerra para terminar con la esclavitud, o una combinación de los dos ...

R.… Bueno, la motivación inicial fue la venganza por el ataque a la bandera. La respuesta en el Norte, y especialmente entre los hombres que se inscribieron, —y todos fueron voluntarios durante los primeros dos años de la Guerra Civil, y en su mayoría fueron voluntarios durante todo el tiempo— lo vieron al principio como un ataque no provocado a la bandera. Y eso se amplió a una idea no solo de vengar la bandera y las ideas que representaba, sino de vengarse de lo que cada vez llamaban "el poder esclavo". Entonces, casi desde el principio, no hubo realmente división entre luchar por la integridad de los Estados Unidos y contra la institución que lo atacó.

Entonces, si bien la motivación oficial era la preservación de la unión, eso se fusionó cada vez más con la destrucción de la esclavitud, que había lanzado el ataque contra la bandera en primer lugar. Entonces, no creo que realmente puedas separar esos dos motivos. Si bien el énfasis originalmente estaba en luchar por la Unión, luchar por los Estados Unidos, luchar por defender la bandera, cada vez más se unía a la convicción de que la única forma en que el Norte iba a ganar la guerra, preservar la Unión y prevenir, además, las futuras rebeliones contra la Unión fueron para destruir la esclavitud, que había provocado la guerra en primer lugar.

P. El análisis que acaba de dar se ajusta a las muy buenas historias de la época, que reconocen las complejidades y el carácter contradictorio de la política, y la forma en que interactúa con el movimiento de muchas personas. Me parece que gran parte de esa complejidad se manifiesta en la figura de Abraham Lincoln.

A. Oh, absolutamente.

P. Tal vez podría hablar sobre Lincoln. Nikole Hannah-Jones se refiere a Lincoln como ver a los afroamericanos como "un obstáculo para la unidad nacional". Y luego sigue adelante. Creo que es una gran simplificación excesiva.

A. Es una vasta simplificación excesiva. Lincoln se convenció cada vez más, como lo hicieron muchos de los soldados de la Unión, de que la Unión no podría preservarse si ese factor perturbador, la esclavitud, persistiera. Y la declaración frecuentemente citada de Lincoln, en su famosa carta a Horace Greeley, que, “mi objetivo principal es preservar la Unión. Si pudiera hacer eso sin liberar a los esclavos, lo haría. Pero si pudiera hacerlo liberando a los esclavos, lo haría". ( El texto completo de la carta de Lincoln al New York Tribune de Greeley). De hecho, ya había tomado una decisión cuando escribió esa carta. Ya había redactado la Proclamación de Emancipación, y estaba preparando el camino para ello. Se había convencido para el verano de 1862 de que nunca podría lograr su objetivo principal, la preservación de la Unión, sin deshacerse de la esclavitud. Y este fue el primer paso para hacerlo.

P. ¿Es correcto decir que al final de su vida Lincoln se había acercado a una posición cercana a la de los republicanos radicales?

A. Se estaba moviendo en esa dirección. En su último discurso, que resultó ser su último discurso, salió a favor del sufragio calificado para los esclavos liberados, aquellos que podían pasar una prueba de alfabetización y aquellos que eran veteranos del ejército de la Unión.

P. Otro elemento implícito en el Proyecto 1619 es que todas las personas blancas en el Sur estaban unificadas detrás de la esclavitud.

A George Frederickson [(1934-2008) - TM] se le ocurrió la idea de "democracia de raza superior". Era un historiador en la Universidad de Stanford que escribió sobre la ideología de la supremacía blanca en los Estados Unidos, y en comparación con Sudáfrica. Creo que llega a un elemento poderoso en la ideología del Sur en la antes de la guerra. Que a pesar de que entre dos tercios y tres cuartos de los blancos del sur no poseían esclavos, todos poseían la piel blanca. Entonces, con el sistema de esclavos, como lo expresó el senador Hammond de Carolina del Sur, los esclavos son el "fango" de la sociedad, y todos los blancos estaban por encima de ese fango porque eran blancos. Y esa es una buena definición de privilegio blanco.

Existía, al menos en teoría. Si existió en las relaciones prácticas es otra cuestión. Pero existía en la ideología del argumento proesclavitud.

P. Creo que en Battle Cry of Freedom (Grito por la libertad) te refieres a esto como "mantener la línea" en el Sur, en el contexto de la guerra en la que la Confederación tiene que reunir a todos estos soldados en las filas. Pero resulta que no es tan simple.

A. Si. En las partes del sur donde la esclavitud era un factor mínimo —en la cadena montañosa de los Apalaches, por ejemplo, en el oeste de Virginia y en el este de Tennessee, donde hay muy pocos esclavos y muy pocos esclavistas— muchos de los blancos no querían luchar para la Confederación, arriesgar sus vidas por lo que vieron como una guerra de esclavistas. Entonces tenías fuertes corrientes de sindicalismo en esas partes del Sur. De hecho, West Virginia se convierte en un estado sindical () en la Guerra Civil.

La idea de herrenvolk (raza superior) fue un esfuerzo ideológico para socavar el conflicto de clases entre los blancos en el Sur al decir que todos los blancos son superiores a todos los negros, todos los blancos están en la misma categoría, no son de clases diferentes. Puede que no seas un esclavista y que no tengas mucho dinero, pero eres blanco. Bueno, no todos los sureños blancos compraron ese argumento. Y eso es especialmente cierto en partes del sur donde la esclavitud era marginal al orden social —el West Virginia, el este de Tennessee y el oeste de Carolina del Norte.

P. Parte de la crítica republicana a la esclavitud que surge en la década de 1850 es la idea de que la esclavitud degradó todo trabajo.

R. Esa fue una parte de la "ideología del trabajo libre" sobre la que Eric Foner escribió hace 50 años de manera tan efectiva. La esclavitud minó el concepto de la dignidad del trabajo y mantuvo al trabajador blanco porque el trabajo se identificaba en el sur con la esclavitud. Hinton Rowan Helper lo convirtió en un tema de su famoso libro.

P. ¿Puedes explicar quién era Hinton Helper?

R. Era una especie de residente de clase media del oeste de Carolina del Norte, que en la década de 1850 se volvió cada vez más resentido por el control de la sociedad del sur, por la supresión de los no esclavistas, por la élite esclavista que los retenía, como él lo veía. Y escribió un libro en 1857 llamado La crisis inminente del sur, en el que atacó a los esclavistas y al Poder esclavo que controlaba la sociedad en su interés, y usó este argumento de la democracia herrenvolk para contener, mitigar, el resentimiento de clase y el conflicto de clase. entre blancos en el sur. Y los republicanos en el Norte aprovecharon eso como parte de su ideología laboral libre.

P. Otro argumento frecuente, y que al menos está implícito en el Proyecto 1619, es que la Guerra Civil no logró tanto, que lo que siguió en el Sur —Jim Crow— fue simplemente la esclavitud con otro nombre.

A. La Guerra Civil logró tres cosas. Primero, conservó a los Estados Unidos como una sola nación. En segundo lugar, abolió la institución de la esclavitud. Esos dos eran, en efecto, logros permanentes. Estados Unidos sigue siendo una sola nación. La esclavitud ya no existe. La tercera cosa que logró la Guerra Civil fue una transformación potencial y parcial en el estado de los esclavos liberados, quienes con las enmiendas 14 y 15 lograron, al menos en papel, la igualdad civil y política. Pero la lucha desde 1870, cuando se ratificó la enmienda 15, ha sido cómo transformar este logro en papel en un logro real en la sociedad.

Las personas de las que hablas afirman que nunca ha ido más allá de la esclavitud, o que algo casi tan malo como la esclavitud reemplazó a la esclavitud. A mi modo de ver, aunque la botella no está llena, está medio llena. Reconozco que está medio vacía. Pero también está medio lleno. Entonces, con la abolición de la esclavitud, tiene al menos el logro parcial de una libertad sustantiva para los esclavos liberados.

A pesar de que Jim Crow, la segregación, la privación de derechos, el linchamiento, todas estas cosas se convirtieron en borrones en los Estados Unidos a fines del siglo XIX, y hasta el siglo XX, al menos los niños no podían ser vendidos aparte de sus padres, las esposas no podían ser vendidas aparte de sus esposos, y el matrimonio era ahora una institución legal para las personas libres. Ese es un paso significativo más allá de la esclavitud, ya que existía antes de 1865. Es la antigua pregunta sobre si el vaso está medio lleno o medio vacío. Son ambos. Y esto es lo que falta la gente que dice que la Guerra Civil no logró nada. La Guerra Civil llenó la mitad de la botella.

P. Déjame hacerle una pregunta contrafactual. Supongamos que el Sur hubiera ganado la Guerra Civil. ¿Qué hubiera pasado con la institución de la esclavitud?

A. Me hacen mucho esta pregunta. Nadie lo sabe a ciencia cierta. Es como la pregunta de qué hubiera pasado si Lincoln no hubiera sido asesinado. Creo que la esclavitud habría continuado por otra generación. Continuó existiendo en Brasil y Cuba por otra generación, y podría no haber llegado a su fin como lo hicieron esos dos países si no hubiera sido abolido en los Estados Unidos. Entonces, otra generación de personas negras habría sido esclava, otra generación de niños que se vendían aparte de sus padres, y así sucesivamente. Claramente eso habría continuado. No podemos decir con certeza cuándo la esclavitud habría llegado a su fin, y en qué condiciones habría llegado a su fin, pero claramente no habría habido enmiendas 14 y 15 durante mucho tiempo, si es que alguna vez hubo.

P. Otro argumento que se hace es que la Guerra Civil, y la emancipación en los Estados Unidos, llegaron tarde, en comparación con Gran Bretaña que lo hizo en 1833, y se argumenta: “Miren, los británicos lo hicieron voluntariamente sin una gran guerra civil. "

William Wilberforce (1759–1833)

R. Bueno, la antiesclavitud en Gran Bretaña surgió a fines del siglo XVIII, con Wilberforce y Buxton, etc., y se centró temprano en la abolición de la esclavitud en todas partes. En la Constitución británica, el Parlamento es todopoderoso. Y no hay nada como las protecciones para la institución de la esclavitud que existen en la Constitución estadounidense en el orden político británico. Si obtiene una mayoría en el Parlamento, lo que hicieron las fuerzas antiesclavistas en Gran Bretaña a principios de la década de 1830, puede aprobar una legislación que prohíba la esclavitud, que es exactamente lo que sucedió. Y los propietarios de esclavos en el Caribe, que obviamente se opusieron a esto, tenían muy poco poder en el Parlamento.

Mientras tanto, los esclavistas en los Estados Unidos realmente controlaban al gobierno a través de su dominio del Partido Demócrata, hasta la década de 1850. De hecho, la razón principal de la secesión en 1861 fue porque habían perdido el control del gobierno de los Estados Unidos por primera vez.

P. Esto se relaciona con su concepto de la "contrarrevolución de 1861". ¿Puede explicar eso?

R. Lo llamé una "contrarrevolución preventiva". Este es un concepto que tomé prestado descaradamente de mi colega aquí en Princeton, Arno Mayer, quien escribió sobre la contrarrevolución preventiva en Europa en el siglo XX. Los esclavistas vieron el triunfo de los republicanos en 1860 como una revolución potencial que aboliría la esclavitud. Así es como los republicanos obtuvieron votos en 1860. Vieron a Abraham Lincoln y su Partido Republicano tan malos como los abolicionistas. Para evitar esa revolución que habría derrocado la esclavitud en el Sur, emprendieron lo que yo llamé y tomaron prestado esto de Arno Mayer, una contrarrevolución preventiva, que era la secesión. Pero la secesión, irónicamente, provocó la revolución que intentó evitar, a través de la guerra: la abolición de la esclavitud.

P. ¿Ha leído los escritos de Karl Marx sobre la Guerra Civil?

A. Sí tengo.

P. ¿Qué opina de ellos?

R. Bueno, creo que tienen mucha información muy buena sobre lo que estaba sucediendo en la Guerra Civil estadounidense. Marx ciertamente vio la abolición de la esclavitud como una especie de revolución burguesa que allanó el camino para la revolución proletaria que esperaba que llegara en una generación más o menos. Fue un paso crucial en el camino hacia la eventual revolución proletaria, como Marx lo percibió.

P. ¿Ha tenido la oportunidad de revisar la literatura sobre esclavitud y capitalismo, por ejemplo, de Sven Beckert, Ed Baptist y Walter Johnson? [1]

R. Ha pasado algún tiempo desde que lo leí.

P. Parece que la literatura informa el Proyecto 1619, especialmente el ensayo de Matthew Desmond. Lo encuentro problemático. Estos autores trazan un signo igual entre lo que perciben como un sur capitalista completamente desarrollado y el norte. No creo que ningún historiador serio haya negado que el Sur esté vinculado con el sistema capitalista global. Pero esta beca va más allá con el argumento.

R. Sí, eso es correcto. Esa parte de eso, que el Sur es tan capitalista como el Norte o Gran Bretaña, no me convence. Ciertamente, eran parte de un orden mundial capitalista. No hay duda sobre eso. El algodón y el azúcar fueron centrales. Pero la idea de que la ideología de la clase de plantadores en el Sur era una ideología capitalista, siempre he estado un poco más del lado de Eugene Genovese, [2] que ve la ideología del sur como señorial.

P. Me parece que todos estos libros saltan sobre la Guerra Civil. Uno de los problemas con los que se encuentran es que, si es el caso, todos estuvieron de acuerdo ...

A. ... Entonces, ¿por qué hubo una guerra?

P. Exactamente. Déjame preguntarle sobre la Revolución Americana, aunque sé que este no era tu campo de investigación. El Proyecto 1619 también lo ataca por fundar una esclavocracia. Hay un historiador, Gerald Horne, que recientemente argumentó que se libró como contrarrevolución de los esclavistas para proteger sus derechos de propiedad.

R. Bueno, la Revolución Americana fue ante todo una guerra por la independencia. Pero también había una dimensión más social en la Revolución Americana, y un movimiento hacia una mayor democracia, aunque no les gustaba usar ese término. Y coincidió con, y causó parcialmente, la abolición de la esclavitud en la mitad de los estados, los estados del norte, así como un movimiento de manumisión entre los esclavistas de Virginia. No fue una revolución en el sentido de la Revolución Francesa, que la siguió por una década, o la Revolución Soviética de 1917, pero eso no significa que no logró nada. Sus logros fueron más políticos que sociales y económicos, pero, sin embargo, tenía algunas dimensiones sociales y económicas, dimensiones progresivas, diría yo.

De la Revolución surgió un espíritu antiesclavista, que nunca desapareció, a pesar de que el período comprendido entre 1790 y 1830 fue un período tranquilo en el movimiento antiesclavista, aunque hubo el Compromiso de Missouri de 1820. Sin embargo, el espíritu antiesclavista lo que salió de la revolución fue un movimiento subterráneo que estalló en la década de 1830 y dio forma al discurso político estadounidense.

P. David Brion Davis dice que los abolicionistas vieron la Declaración de Independencia como una escritura sagrada ...

A. Igual que Lincoln. Era básico para el Partido Republicano.

P. ¿Recomienda algún libro reciente sobre los temas que hemos discutido hoy?

R: Pensé que la biografía de Lincoln de Eric Foner era excelente. El juicio ardiente: Abraham Lincoln y la esclavitud

[1] Beckert (Empire of Cotton) está en la Universidad de Harvard. Bautista (la mitad nunca se ha dicho) está en la Universidad de Cornell. Johnson (River of Dark Dreams) también está en Harvard.

[2] Eugene Genovese (1930-2012). Su trabajo más notable fue Roll, Jordan, Roll: The World the Slaves Made.

(Publicado originalmente en inglés el 14 de noviembre 2019)