Ante mayor oposición

Contrato del UAW y Ford da luz verde a control de trabajadores por video

por Shannon Jones
11 noviembre 2019

A medida que los trabajadores revisan el texto completo del acuerdo entre el sindicato United Auto Workers y Ford, aumenta la oposición. Los resultados de la votación anticipada ya han mostrado una oposición significativa al acuerdo totalmente entreguista, que los trabajadores de la planta armadora en Chicago votaron 1.497 (62 por ciento) "no" contra 913 "sí".

El contrato se adapta a las necesidades de la gerencia de Ford, que está bajo una enorme presión de Wall Street para aumentar la tasa de explotación de los trabajadores con el fin de aumentar el valor de sus acciones.

Según las disposiciones de un memorando de entendimiento titulado "Normas de producción y otros temas", el UAW da luz verde a la supervisión intrusiva y electrónica de los trabajadores para imponer sus demandas de velocidad. Esto incluye la “utilización de tecnología relevante para soportar la optimización de las estaciones de trabajo, incluida la grabación de video digital y dispositivos de mapeo de rutas de acceso. Los oficiales locales pueden acordar implementar sistemas de seguimiento de movimiento y herramientas adicionales para aumentar la productividad".

El memorándum continúa diciendo que la tecnología no será "utilizada como la única base para una acciones disciplinarias", lo que significa que de hecho se utilizará para disciplinar a los trabajadores.

El plan para el monitoreo patronal de los trabajadores señala la intención de la gerencia de establecer un régimen de trabajo similar al de Amazon y otras compañías, donde se rastrea cada movimiento de trabajadores. Se alienta a los trabajadores a competir entre sí y se los estimula para aumentar la producción. Los que se consideran "ineficientes" están en camino de ser despedidos.

Amazon ha sacado patentes de la tecnología de pulseras que se pueden usar para rastrear a los trabajadores. La pulsera emitiría pulsos de sonido ultrasónico o transmisiones de radio para permitirle a la gerencia controlar los movimientos de las manos de los trabajadores o emitir vibraciones si los trabajadores se mueven en la dirección incorrecta.

En marzo, Ford contrató al expresidente de finanzas de Amazon, Tim Stone, como su nuevo director financiero. Stone, un veterano de Amazon de 20 años, supervisó la brutal reducción de costos de la compañía, incluida la adquisición de Whole Foods.

Después de la compra, los trabajadores de Whole Foods vieron que sus horas se redujeron mientras Amazon buscaba reducir costos. Los trabajadores informaron que, a pesar de los turnos más cortos, la compañía no contrató empleados adicionales. Los trabajadores simplemente debían realizar las mismas tareas en menos tiempo.

Cada vez más, Ford y otros fabricantes de automóviles están utilizando Kronos y tecnologías similares de control en los lugares de trabajo para rastrear a los empleados y exprimir cada segundo de tiempo de trabajo de los trabajadores.

Un trabajador en la planta de Ford Sterling Axle al norte de Detroit dijo que la oposición en su fábrica al contrato está creciendo. De los planes para la vigilancia de los empleados, dijo: "Es basura. Pueden acelerar la línea o programar robots para imitar nuestros movimientos. Podrían dar más trabajo, imponer disciplina o acelerar la línea. Una vez que ese tipo de lenguaje entra en un contrato, ya sabes cómo va...".

Un trabajador de la planta de camionetas de Ford en Louisville, Kentucky comentó algunos de los efectos del aumento de la vigilancia y su uso para la disciplina. "Demonios, podrían reportarte por cualquier cosa".

El trabajador dio un ejemplo de las normas draconianas que Ford utiliza para reducir costos y disciplinar a los trabajadores: “Algunos por aquí escuchan música para que el día pase más rápido. Si queremos escuchar música, se supone que no debemos enchufarla porque no podemos usar la potencia de Ford. Pueden hacerlo y confiscarán su radio, que podría ser devuelto en algún momento, pero depende del sindicato”.

Los esfuerzos del UAW para impulsar el contrato de Ford, luego de poner fin a la huelga de GM, se han llevado a cabo mientras el presidente del UAW, Gary Jones, se ha visto obligado a renunciar después de verse implicado en un escándalo de corrupción que implica el robo de más de un millón de dólares en dinero de las cuotas de los trabajadores.

El contrato de Ford sigue el patrón establecido por el acuerdo entre el UAW y General Motors ratificado por un margen del 57 por ciento después de una huelga de 40 días. El contrato no logró recuperar ninguna concesión pasada, mantuvo la odiada estructura salarial de varios niveles y allanó el camino para una vasta expansión de trabajadores temporales a tiempo parcial. A pesar de las afirmaciones del UAW de que había logrado un "camino" hacia puestos de tiempo completo para los trabajadores temporales, estos trabajadores deben esperar tres años para ser contratados a tiempo completo y deben comenzar de nuevo desde el primer día si son despedidos por más de 31 días.

Además, el contrato facilita que la gerencia despida a los trabajadores. El número de ausencias permitidas antes de la terminación se reduce de 9 a 7. Además, el incumplimiento de las horas extraordinarias programadas se contará como una ausencia injustificada.

El contrato también permite que el UAW y la administración establezcan nuevas redes de proveedores de atención médica con muchos menos médicos, hospitales y laboratorios y tasas de reembolso más bajas para los médicos. Los médicos que no aceptan las tarifas más bajas no pueden participar.

Los insignificantes aumentos salariales del tres por ciento en el primer y tercer año del contrato serán rápidamente devorados por la inflación. El acuerdo sanciona el cierre de la planta de motores de Romeo, Michigan, y mantiene la estructura salarial "competitiva" en la planta de Rawsonville, Michigan y Sterling Axle, donde los salarios llegan al límite de solo $22.50 por hora.

Sobre la cuestión de la seguridad laboral, el resumen del contrato no dice nada sobre el futuro de la planta de ensamblaje de Flat Rock al sur de Detroit y la planta de estampado de Buffalo, hablando solo de una "estrategia de viabilidad" y "competitividad" para las instalaciones. Esto sugiere que el UAW puede calcular una tasa de pago inferior a la normal en estas plantas, utilizando la amenaza de cierre para obligar a los trabajadores a aceptar un acuerdo similar al de Sterling Axle y Rawsonville.

El trabajador de Sterling Axle dijo: “En la planta de Flat Rock nadie sabe si van a cerrar la planta o si eso es solo un rumor. Parece un globo de prueba para ver si pueden obtener una estructura salarial competitiva”.

En la medida en que los trabajadores hayan votado a favor del contrato o se hayan abstenido de votar, esto indica que no hay confianza en el corrupto UAW. Los trabajadores de Ford fueron testigos del resultado de la huelga de 40 días de los trabajadores de GM. El UAW obtuvo la ratificación de un acuerdo podrido diseñado para complacer a los inversores de Wall Street, que celebraron el acuerdo aumentando las acciones de GM.

Para oponerse a la conspiración de la dirigencia sindical, los trabajadores deben construir nuevas organizaciones de lucha. Los trabajadores no pueden permitir que sus trabajos y medios de vida sean rehenes de una organización corrupta que sirve como un complemento de la gerencia.

El Boletín de los Trabajadores Automotores del WSWS insta a los trabajadores a formar comités de base en cada lugar de trabajo. Estos comités lucharán por revocar los contratos negociados por el UAW y lanzarán una lucha unida por parte de los trabajadores automotores para el restablecimiento de todas las concesiones, el final de los niveles salariales y la contratación de todos los trabajadores temporales a tiempo completo.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 9 de noviembre de 2019)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.