El UAW ratifica cierres de plantas y más temporales en nuevo acuerdo con GM

Obreros deben organizarse para vencer traición

por Jerry White
17 octubre 2019

El jueves, 17 de octubre a las 6:00 p.m. CDT u hora de Ciudad de México, el Boletín de los Trabajadores Automotores del WSWS est á auspiciando una reunión en línea para dar una actualización sobre la huelga y discutir la estrategia y perspectiva necesarias para ganar esta lucha. Para participar, visita wsws.org/autocall.

En el acuerdo tentativo alcanzado el miércoles con General Motors (GM), el sindicato United Auto Workers (UAW) ha ratificado el cierre de la planta de ensamblaje de Lordstown y las plantas de transmisiones en Maryland y Michigan, según fuentes que hablaron con Detroit News.

El contrato de cuatro años, escribe el Detroit News, "se espera que confirme el cierre de tres plantas cuyo cierre fue anunciado en noviembre pasado, según las personas. Esas plantas incluyen Lordstown Assembly en el noreste de Ohio, Baltimore Operations en Maryland y Warren Transmission en el sureste de Michigan. Detroit-Hamtramck Assembly continuaría operando, construyendo una nueva camioneta eléctrica”.

La revelación expone las falsas afirmaciones del vicepresidente del UAW, Terry Dittes, de que el sindicato había "logrado grandes victorias para los miembros del UAW-GM". También expone la mentira de que el UAW está luchando por detener el cierre de plantas y preservar los trabajos de los miembros del UAW.

Huelguistas con pancartas frente a las puertas de la armadora de GM cerrada de Lordstown, Ohio, el 16 de septiembre de 2019 (AP Photo/Keith Srakocic)

El Detroit News informó además que fuentes "familiarizadas con la situación dijeron que el acuerdo sigue los contornos amplios de las propuestas que GM detalló públicamente dos veces durante el último mes". Hace solo una semana, el UAW denunciaba estas propuestas como un insulto a los trabajadores automotores y afirmaba que supuestamente las había rechazado.

Incluyen aumentos salariales que apenas se mantienen al ritmo de la inflación: aumentos salariales básicos del 3 por ciento en dos años y bonos en pago íntegro del 4 por ciento, que no se agregarían a la tasa básica en los otros dos años. Los aumentos del 3-4 por ciento para los trabajadores que han sufrido una disminución del 16 por ciento en los salarios reales desde 2010 son idénticos a los del contrato entreguista que la UAW logró imponer ante una oposición masiva en 2015. Solo en los últimos tres años, GM ha obtenido $35 mil millones en ganancias de América del Norte y ha gastado al menos $10 mil millones en recompras de acciones.

Las fuentes también informan que el acuerdo habla de una "vía" de tres años para que los trabajadores temporales a tiempo parcial (TPT) pasen permanentemente a tiempo completo. Los TPT ganan $17 por hora, tienen pocos beneficios y ningún derecho. Cualquier acuerdo de este tipo carece validez, ya que no habrá nada que impida que la empresa despida a los TPT para evitar que cumplan con el número de años de trabajo consecutivo. El verdadero propósito de este punto es permitir que GM expanda rápidamente los TPT a expensas de los empleos a tiempo completo.

Wall Street ha respondido favorablemente al acuerdo. Las acciones de la compañía aumentaron un 1,1 por ciento el miércoles, mientras que los principales índices del mercado disminuyeron. Justo antes del anuncio del acuerdo, un analista del Bank of America advirtió que los inversionistas "reaccionarían negativamente si se percibe que la gerencia ha cedido a las demandas laborales y que la competitividad a largo plazo de GM está amenazada".

Los trabajadores deben organizarse ahora para oponerse y vencer este contrato entreguista. Existen las condiciones para ampliar la huelga y movilizar el inmenso apoyo que existe entre los trabajadores y los jóvenes en todo el país y en todo el mundo. La primera gran huelga automotriz en los Estados Unidos en más de cuatro décadas es parte de un aumento de las luchas de clases a nivel internacional. Ha inspirado a los trabajadores de México, Canadá, Europa, India, África y China.

Tanto GM como el UAW se apresuran a terminar la huelga ahora en gran parte porque quieren bloquear una lucha unida por parte de los trabajadores automotores y otras secciones de la clase trabajadora. No es casualidad que el anuncio coincida con estallidos de huelgas de los trabajadores de Mack-Volvo Truck, miembros del UAW, miles de mineros del cobre y 30.000 docentes de Chicago.

Cómo vencer la traición y ganar la huelga

* No debe haber ningún regreso al trabajo sin un voto de ratificación, y los trabajadores deben tener una semana para estudiar la propuesta de contrato completa, incluidos todos los acuerdos paralelos, antes de votar sobre el acuerdo.

* Deben elegirse monitores de las bases obreras para que supervisen la votación y se evite el relleno de papeletas u otras formas de manipulación de votos.

* El primer paso es establecer comités de base independientes del sindicato en todas las plantas para quitar la conducción de la huelga de las manos de los títeres sobornados de la compañía que dirigen el UAW y expandir la huelga a Ford, Fiat Chrysler y la industria de autopartes.

Al derrotar la traición y ampliar la huelga, los trabajadores de GM en los EE. UU. deben unirse con los trabajadores automotores en Canadá, México y en todo el mundo para luchar contra la reestructuración global que están llevando a cabo las gigantes corporaciones transnacionales. El cierre de las plantas de Lordstown, Baltimore, y Warren más la planta de ensamblaje de Oshawa en Ontario, Canadá, es parte de una ola de cierres internacionales de plantas y despidos masivos por GM en los últimos años en Australia, Argentina, Bélgica, Chile, China, Alemania, Reino Unido, India, Indonesia, Corea, Sudáfrica, Venezuela y otros países.

Es fundamental que los trabajadores tengan claro que se enfrentan en el UAW a un enemigo no menos decidido que GM y Wall Street. Este sindicato dirigido por ejecutivos empresariales que obtienen salarios de seis cifras no puede ser reformado ni presionado por la base para defender sus intereses. Los trabajadores necesitan construir nuevas organizaciones de lucha que ellos mismos controlen para luchar por lo que necesitan, no por lo que las corporaciones dicen que pueden darles.

Durante la última década y media, el UAW le dio luz verde a GM para cerrar más de 30 fábricas en los EE. UU., incluidas armadoras importantes en California, Delaware, Georgia, Louisiana, Michigan, Nueva Jersey, Ohio, Oklahoma, Texas y Wisconsin. Desde 2005, el número de trabajadores asalariados del UAW en GM ha caído de 86.000 a apenas 48.000.

Los cierres de plantas, junto con las concesiones salariales y de beneficios respaldadas por el UAW han permitido a GM reducir sus costos laborales por hora de $16 mil millones en 2005 a $5 mil millones actualmente. El nuevo acuerdo acelerará la reducción de los costos laborales.

Según los informes, el UAW afirma que el contrato provisional "salvará o retendrá" 9.000 empleos, pero muchos serán trabajos subcontratados con un salario máximo de $17 por hora u otros trabajos mal pagados, incluidos los trabajadores contratados por Workhorse, una empresa externa que dice que está construyendo una planta de baterías eléctricas para carros cerca de la fábrica cerrada de Lordstown.

Se espera que la presunta asignación de una camioneta eléctrica para la planta de Detroit-Hamtramck, que originalmente estaba programada para cerrar en enero, implicará la expansión de trabajadores casuales y temporales con salarios bajos.

Un exmiembro del comité local del UAW que habló con el B oletín de los Trabajadores Automotores del WSWS habló sobre el carácter fraudulento de la negociación sobre convertir a los TPT en tiempo completo. "Tengo entendido que el acuerdo contendrá una ‘vía’ hacia el tiempo completo para los trabajadores temporales a tiempo parcial. Pero tienes que mirar el lenguaje: dirá ‘de trabajo consecutivo’, ¿y qué significa eso? Incluso si, después de tres años, se transfiere un TPT, ¿qué pasa si los despiden a los dos años y medio y luego se vuelven a contratar? Habrá una trampa. Todos recordamos cómo las empresas pusieron a trabajar a nuevos empleados durante 89 días y luego los despedían antes de que pudieran ser ‘contratados’”.

Refiriéndose a otros aspectos del acuerdo tentativo, dijo: "Habrá una ‘vía’ pero no habrá pensiones garantizadas. En cambio, los trabajadores tendrán que establecer un 401 (k) e invertir en él. La compañía contribuirá un poco, pero no hay garantía bajo este nuevo acuerdo.

“La industria automotriz fue una de las primeras en garantizar pensiones, pero ahora están dejándolas atrás. También están dejando los beneficios médicos. Si usted es ‘elegible para el Seguro Social (a partir de los 62 años)’, reducirán su pensión para restarla, ya sea que usted la retire o no. Por lo tanto, si recibe $3.000 al mes en pensión y cumple 62 años, se le restará la asignación del Seguro Social de, por ejemplo, $1.400 y solo recibirá $1.600. Nadie más hace eso, solo el UAW.

“Ya nadie habla de los jubilados. Nosotros, los baby boomers [nacidos entre 1946 y 1964], tenemos enfermedades, fuimos expuestos a asbesto, plomo y tenemos muchas personas enfermas. Una vez que se hicieron las concesiones, eliminando el ‘quinto cheque’, recortando COLA [ajuste al costo de vida], no se recuperan. Las pensiones no se mantienen. Vivimos en el ‘país más rico’ pero nuestra gente no puede comer. Pusieron todo esto después de arrojar la bancarrota sobre la mesa. Pero Mary Barra gana lo suficiente para mantener funcionando dos o tres plantas enteras”.

El UAW convocará a su consejo de GM, un cuerpo de oficiales sindicales locales, en Detroit el jueves por la mañana para sellar el acuerdo y preparar su campaña para intimidar a los trabajadores para que voten por él. Luego, el UAW espera imponer acuerdos entreguistas similares a los trabajadores de Ford y Fiat Chrysler.

El exmiembro del comité advirtió que el UAW “acelerará el proceso de ratificación para que los trabajadores vuelvan a trabajar a mediados o fines de la próxima semana. ... Creo firmemente que la gente necesita obtener el contrato completo y leerlo todo. La gente en las líneas quiere ver la propuesta ahora y no solo tener el voto de la dirección. La integridad ha sido tirada por la ventana”.

Mary, una trabajadora jubilada de GM que se ha visto obligada a trabajar en varias plantas, dijo: “La historia se repite. Los mismos líderes corruptos del UAW y sus familias continúan dominando, lavando el cerebro, menospreciando y degradando a la base. Con líderes de locales y del UAW así, ¿quién necesita enemigos?”.

(Publicado originalmente en inglés el 17 de octubre de 2019)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.