Elementos fascistas en el Partido Republicano amenazan a los demócratas O'Rourke y Ocasio-Cortez

por Matthew Taylor
16 septiembre 2019

Dos desarrollos del jueves reflejan el crecimiento de elementos fascistizantes dentro del Partido Republicano, alentados por la guerra racista del presidente Donald Trump contra los inmigrantes, sus ataques al socialismo y sus intentos de calificar al Partido Demócrata como "socialista radical".

Durante el debate del Partido Demócrata del jueves por la noche, un comercial patrocinado por el comité de acción política New Faces GOP mostró una imagen de la cara de la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez en llamas, mientras que la narración la vinculaba a los asesinatos en masa llevados a cabo por los Jemeres Rojos (Khmer Rouge) en Camboya durante la década de 1970. Los Jemeres Rojos maoístas, respaldados secretamente por los Estados Unidos, era un movimiento nacionalista rabiosamente anti-clase trabajadora.

El anuncio se abre con una imagen de Cortez estallando en llamas mientras el narrador declara: “Esta es la cara del socialismo y la ignorancia. ¿Alexandria Ocasio-Cortez conoce los horrores del socialismo?” La foto luego se quema por completo para revelar montones de cráneos humanos, refugiados huyendo y otras escenas de los campos de exterminio camboyanos.

La narradora, Elizabeth Heng, es hija de inmigrantes camboyanos y candidata de California para el Congreso en 2018, un concurso que perdió por 15 puntos a su oponente demócrata. Ella es la directora ejecutiva de New Faces GOP, que busca reclutar jóvenes y minorías en el Partido Republicano.

El comercial se transmitió en varias filiales de ABC TV, incluso en Washington DC, Nueva York y Houston.

El sitio web de New Faces GOP identifica cuatro cuestiones centrales: la lucha contra el socialismo, que el grupo se compromete a evitar "plagar a Estados Unidos de una vez por todas"; la promoción del "federalismo", lenguaje codificado para destripar los programas de bienestar social y las protecciones laborales; inmigración, es decir, apoyo al encarcelamiento masivo y deportación de inmigrantes de Trump; y oposición a la supuesta censura de puntos de vista "conservadores" en Internet.

En julio, Trump atacó a Ocasio-Cortez, miembro de los Socialistas Democráticos de Estados Unidos, una facción reformista del Partido Demócrata, y otras tres congresistas demócratas supuestamente "progresistas" conocidas colectivamente como el "escuadrón", diciéndoles que "regresen de dónde vienen”. Esto estaba en línea con su estrategia de azotar a las fuerzas de extrema derecha y fascistas sobre la base del nacionalismo extremo y el racismo antes de las elecciones de 2020 y más allá.

También el jueves, un representante del estado republicano de Texas, Briscoe Cain, respondió a las declaraciones hechas durante el debate de los candidatos presidenciales demócratas por el excongresista de Texas Beto (Robert Francis) O'Rourke llamando a prohibir la posesión de armas automáticas de grado militar al tuitear: "Mi AR está listo para ti Robert Francis".

Entrevistado más tarde en CNN, Caín defendió esencialmente su tuit y acusó a O’Rourke de crear una provocación para privar a los propietarios de armas de sus armas.

En el debate demócrata, ninguno de los candidatos identificó el carácter fascistizante de la demagogia de Trump, que se dirige sobre todo contra la clase trabajadora. Ni Ocasio-Cortez ni O’Rourke advirtieron sobre la creciente amenaza de violencia política de extrema derecha.

(Publicado originalmente en inglés el 14 de septiembre 2019)