Huracán Dorian: Decenas de miles de personas sin hogar en las Bahamas según se evalúan los daños en la costa canadiense

por Nick Barrickman
10 septiembre 2019

Mientras el remanente del huracán Dorian azotaba la costa atlántica de Canadá el fin de semana, la devastación causada por la tormenta solo ha comenzado a evaluarse.

Las islas Gran Bahama y Gran Ábaco de las Bahamas están en ruinas. Si bien el recuento de muertes de Dorian ha alcanzado un total oficial de 43 personas, las autoridades predicen que la cantidad final será mucho mayor a medida que se encuentran cuerpos en medio de los restos y se producen muertes adicionales por falta de agua limpia, alimentos y medicamentos generando crisis humanitarias. "Hay una cantidad horrible de enfermedades que pueden desarrollarse después de un evento como este", dijo Darren Tosh, director del grupo de ayuda Samaritan’s Purse, a la BBC.

Además de la pérdida de vidas e infraestructura, muchos residentes de las áreas más afectadas carecen de los medios para reconstruir, después de la serie continua de tormentas devastadoras en los últimos años.

Una familia es llevada a una zona segura después de ser rescatados, mientras continuaban las lluvias del huracán Dorian en Freeport, Bahamas, el 3 de septiembre de 2019

"Dorian pasará a la historia como la peor catástrofe en esta región, no solo por la velocidad del viento más alta registrada en el Atlántico Norte, sino también porque la tormenta se detuvo en Abaco y la isla Gran Bahama durante más de 24 horas", le dijo la modeladora de riesgos Karen Clark a Bloomberg.

El Gobierno de las Bahamas, liderado por el partido conservador Movimiento Libre Nacional del primer ministro Hubert Minnis, ha hecho poco para coordinar los esfuerzos de ayuda y rescate para las decenas de miles de personas. Como es típico en tales condiciones, mientras que los ricos pueden conseguir sus propios medios de viaje, los pobres de las islas deben valerse por sí mismos.

Según Bloomberg, las primeras estimaciones del daño de la tormenta en las Bahamas superan los $7 mil millones. Más de 70.000 personas han sido reportadas sin hogar y están necesitadas de ayuda en el norte de Bahamas, el cual se vio directamente afectado por la tormenta de categoría 5. "No queda nada aquí. No hay trabajos”, dijo Avery Parotti, de 19 años, a la Associated Press mientras esperaba ser evacuada de Gran Ábaco.

La crisis es especialmente angustiosa para los inmigrantes indocumentados que residen en zonas empobrecidas de la clase trabajadora en las islas, que enfrentan la posibilidad de deportación y separación de amigos y familiares desplazados por el huracán.

También se espera que la economía de las Bahamas, que obtiene casi el 50 por ciento de su producto interno bruto de la industria turística de las islas, o $ 4,3 mil millones, sufra una regresión, ya que tanto Gran Bahama como Gran Ábaco son los principales destinos turísticos. "Muchas personas piensan que todas las Bahamas se han ido, todo ... cuando la gente ve una devastación como esta, tienden a posponer ... lo que planean hacer", dijo un vendedor con sede en Nassau al Orlando Sentinel sobre el impacto de la tormenta.

El New York Times señaló que la limpieza de escombros y los esfuerzos para liderar los intentos de rescate han sido llevados a cabo por ciudadanos privados, así como por varios grupos de caridad. "Esto es una catástrofe, y ellos [el Gobierno] deberían estar aquí con números", dijo Martin McCafferty, residente de Marsh Harbour, al Times. "¡El gobierno no ha enviado un avión!", dijo otro residente al Times .

Una segunda muerte causada por Dorian ha sido reportada en Estados Unidos. Según la oficina del gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, el cuerpo de un hombre de 67 años en el condado de Pamlico fue descubierto después de caerse de una escalera mientras intentaba prepararse para la tormenta. El condado de Pamlico está ubicado cerca de la isla Ocracoke, una parte de los Outer Banks de Carolina del Norte, que sufrió un fuerte impacto. Según la oficina del gobernador de Carolina del Norte, existe "una preocupación importante por cientos de personas atrapadas en la isla de Ocracoke", a la que solo se puede acceder por aire o en barco.

Al norte, el clima causado por la tormenta postropical Dorian arrancó árboles y levantó botes y otros vehículos en Nueva Escocia y Terranova, arrojándolos a áreas residenciales y comerciales con vientos de 160 kilómetros por hora. En Nueva Escocia, más de 450.000 residentes informaron que hubo cortes de luz de una población total de casi 1 millón, mientras que algunas áreas informaron más de 150 mm de lluvia en solo unas pocas horas.

Hablando del estado actual de la tormenta, el meteorólogo de CNN Gene Norman explicó al Times que "el cambio en la clasificación del huracán a tormenta postropical es técnico, el hecho es que todavía es una situación peligrosa y la gente en el área no debe bajar la guardia".

(Artículo publicado originalmente en inglés el 9 de septiembre de 2019)