Madrid amenaza buque de rescate de migrantes con masivas multas

por Alejandro López
8 julio 2019

El Gobierno en funciones del Partido Socialista Español (PSOE) del primer ministro Pedro Sánchez está amenazando a Proactiva Open Arms, una organización benéfica de rescate de migrantes, con multas enormes si continúa rescatando a los migrantes. Es parte del creciente asalto a los migrantes en todo el mundo por parte de los Gobiernos capitalistas, que, frente a la creciente oposición política nacional, están promoviendo el nacionalismo y la xenofobia.

La carta dirigida a Open Arms, filtrada a Europa Press, fue firmada por Benito Núñez Quintanilla, director general de la Marina Mercante, una agencia del Ministerio de Fomento. Quintanilla advirtió a la ONG que cometería graves "violaciones" legales si intentara relanzar su campaña de rescate. Amenazó a Open Arms con multas de €300.000 a €901.000 si la organización continuaba rescatando a migrantes a la deriva en el mar Mediterráneo.

El Gobierno también amenazó con “hacer efectivo” el varamiento del bote de rescate en el puerto si continuaba sus actividades en el mar “sin autorización”. También amenazó con suspender la licencia del barco si la ONG comete “violaciones graves o muy graves respecto a la seguridad marítima”.

La carta fue enviada el mismo día que el Gobierno italiano y su fascistizante ministro del Interior, Matteo Salvini, arrestaron a Carola Rackete, la capitana alemana de 31 años de la nave de rescate de refugiados Sea Watch 3, quien fue arrestada. El supuesto "crimen" de Rackete fue rescatar a 52 refugiados africanos, incluidas mujeres embarazadas y niños, varados en el mar Mediterráneo el 12 de junio, y proporcionar su traslado seguro al territorio italiano de Lampedusa.

Proactiva Open Arms reaccionó al arresto al anunciar en Twitter que "estuvimos bloqueados durante seis meses [por el Gobierno del PSOE]. No lo vamos a soportar más. Estamos levantando nuestras anclas y partiendo. Preferimos ser prisioneros que cómplices [a las muertes de migrantes en el Mediterráneo]".

El barco acababa de descargar la ayuda humanitaria a los campos de refugiados en Grecia y estaba anclado en Nápoles cuando arrestaron a Rackete. Ahora está cerca de la costa libia.

Al día siguiente, Salvini amenazó el barco diciendo: "Dejemos que España los devuelva o, de lo contrario (obviamente con buenos modales) lo haremos nosotros". En Facebook, Salvini también criticó un mensaje de la ONG que decía que "se crearon convenciones internacionales para frenar las leyes racistas y fascistas". El ministro del Interior fascistizante respondió: "¿Cómo se atreven estos caballeros?”.

Salvini también advirtió a Open Arms y Alan Kurdi de Sea-Eye, una organización de rescate con sede en Alemania, con multas, incautaciones y arrestos si los botes de rescate continúan rescatando a los migrantes.

En una conferencia de prensa en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, la jefa de misión de Proactiva Open Arms, Anabel Montes, denunció al Gobierno español del PSOE que "no solo le da la espalda" a las ONG de rescate de migrantes, sino que las "amenaza" con multas. Señaló: “El Gobierno de España está poniendo un precio a la vida de estas personas, y esto no nos va a detener. Si tenemos que decidir entre ser cómplices en el asesinato de personas o multas, nuestra decisión es muy clara ... Preferimos ser prisioneros y no cómplices y no nos detendrán".

Añadió que Open Arms no requería ninguna licencia o autorización, ya que el derecho marítimo internacional protege sus acciones.

Montes dijo que su organización era "indiferente" al monto de la multa impuesta por España por realizar una "búsqueda activa" de migrantes. Sin embargo, señaló que las sanciones económicas que impondrá el régimen socialdemócrata de España del PSOE son mayores que las del Gobierno de coalición italiano liderado por la Lega Norde neofascista de Salvini.

Las acciones del PSOE confirman una vez más que el ataque a los migrantes y refugiados es un proceso universal, y que los socialdemócratas, como los neofascistas, están felices de dejar que los inmigrantes se ahoguen en el mar. Esta política asesina ya ha dejado 14.000 muertos en el Mediterráneo en los últimos tres años. En el estrecho de Gibraltar, entre Marruecos y España, más de 1.000 han muerto en apenas un año y medio.

El Gobierno del PSOE ha continuado las políticas de su antecesor de derecha. El año pasado, continuó aplicando una política de deportación instantánea, que viola el derecho internacional. También presionó a favor de proporcionar más fondos de la UE a Marruecos para operaciones contra inmigrantes. Tan pronto como se autorizaron 55 millones de euros para Marruecos y Túnez, Rabat desató una brutal represión contra los migrantes, incluidas golpizas, allanamientos de apartamentos sin órdenes judiciales y el traslado de cientos de migrantes al desierto. Las redadas de las fuerzas de seguridad marroquíes dejaron a dos jóvenes muertos, uno de los cuales tenía solo 16 años.

La campaña de terror ha sido firmemente apoyada por Madrid. Inaugurando una reunión internacional de dos días celebrada en Madrid el martes pasado bajo la copresidencia de Marruecos y España, el ministro del Interior en funciones español, Fernando Grande-Marlaska, dijo que estaba "particularmente satisfecho" por "el intenso trabajo desarrollado con Marruecos", sobre los esfuerzos para frenar la migración.

Todos los partidos gobernantes en Europa, desde el Gobierno socialdemócrata del PSOE, la gran coalición de Alemania y los Gobiernos abiertamente de extrema derecha en Italia, Austria y Europa del Este, están cooperando estrechamente para intensificar el terror contra los refugiados y los migrantes. La pseudoizquierda también está haciendo cumplir activamente esta política fascista.

Syriza, el partido pseudoizquierdista en el poder, no solo ha desempeñado un papel fundamental en la imposición de la austeridad de la UE que empobreció a millones de griegos, sino que también ha estado a la vanguardia de la represión contra los inmigrantes. Más de 70.000 refugiados están internados en campamentos superpoblados en el continente y las islas griegas como resultado del acuerdo de la UE con Turquía, que estipula que todos los refugiados que crucen a Grecia desde Turquía deben estar internados hasta que su caso sea procesado, por lo que pueden ser deportados de nuevo a Turquía. Para ello, el Gobierno de Syriza recibió más de 2 mil millones de euros de Bruselas.

El aliado de Syriza en España, Podemos, se encuentra actualmente en negociaciones para formar un Gobierno de coalición proausteridad y antirrefugiados con el PSOE. Hasta ahora, ambos partidos han acordado a formar un "Gobierno de cooperación", cuya naturaleza exacta interpretan de manera diferente. El principal obstáculo es que Iglesias quiere que las posiciones del gabinete reflejen el peso de su partido en relación con el PSOE en el Parlamento, mientras que Sánchez rechaza esta idea. En cualquier caso, Iglesias ha prometido que, si forma parte del Gobierno, Podemos será "leal en todos los asuntos estatales".

Mientras tanto, el principal miembro europeo del Parlamento en Bruselas, el pablista Miguel Urbán, estaba organizando la oposición a la represión de Open Arms. Llegó a la cámara europea en un bote de rescate a través de los canales de Estrasburgo.

En una entrevista durante el evento, el cual recibió amplia cobertura, Urbán dijo: "Hemos venido en un bote de rescate a través de los canales de Estrasburgo, para poner el debate sobre la criminalización de los migrantes en el Parlamento Europeo. Queríamos que este debate se produjera porque Europa no está cumpliendo sus deberes”. Añadió: “La UE debería tener un guardacostas público para evitar muertes, y en su lugar favorece la criminalización de las ONG que hacen el trabajo que debería hacer la UE. En cambio, permiten que matones fascistas como Salvini amenacen a estas ONG".

Sin embargo, Urbán no dijo nada sobre la adopción por parte del PSOE de políticas antimigratorias de extrema derecha, las amenazas de Sánchez a Open Arms o la complicidad de su propio partido.

El hecho de que el ataque a los refugiados sea un proceso universal subraya lo correcta que es la perspectiva del Comité Internacional de la Cuarta Internacional. Para luchar contra estos peligrosos acontecimientos políticos, que recuerdan los períodos más oscuros del siglo XX, los trabajadores y los jóvenes deben emprender una lucha contra todas las facciones de la clase capitalista y sus cómplices pequeñoburgueses, basándose en una perspectiva socialista e internacionalista.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 6 de julio de 2019)