La huelga de los asistentes de vuelo taiwaneses apunta a un creciente descontento de los trabajadores en la industria aérea global

por Ben McGrath
27 junio 2019

Los asistentes de vuelo de la EVA Air de Taiwán están en huelga exigiendo salarios más altos, así como una reducción de las largas horas de trabajo. La acción es solo una de las numerosas huelgas y protestas que realizan los trabajadores de aerolíneas y aeropuertos en todo el mundo en respuesta a los ataques a los salarios y las condiciones de trabajo en una de las industrias más interconectadas del mundo.

Las tripulaciones de cabina de EVA Air exigen un aumento en el salario por hora en vuelo en rutas internacionales de la tarifa actual en noventa Nuevos dólares de Taiwán (90 $NT90, $US2,90) a $NT150 ($US4,82). También están exigiendo el fin de los turnos que requieren que se cubran ambas etapas de los vuelos de ida y vuelta en nueve rutas regionales, lo que lleva a días de trabajo de más de 12 horas. EVA Air es la segunda aerolínea más grande de Taiwán después de China Airlines.

Rueda de prensa convocada por un sindicato (Fuente: página de Facebook del Sindicato de Asistentes de Vuelo Taoyuan)

La huelga ha obligado a la aerolínea a cancelar cientos de vuelos, justo cuando comienza la temporada alta de las vacaciones de verano. Un portavoz de la aerolínea dijo que la compañía tendría que eliminar 852 vuelos para el viernes. Se verán afectados los vuelos entre Taipei y Hong Kong, una de las rutas aéreas internacionales más concurridas del mundo, así como desde Taiwán a Japón, Singapur, Londres y Nueva York, informó Bloomberg. EVA Air tiene una plantilla total de 4.305 tripulantes de cabina.

La huelga comenzó el jueves pasado cuando 3.000 trabajadores del Sindicato de Asistentes de Vuelo de Taoyuan (TFAU) abandonaron el trabajo. Los asistentes de vuelo aprobaron la huelga en una votación que tuvo lugar del 13 de mayo al 6 de junio con más del 80 por ciento de votos a favor. Mil miembros del TFAU de la China Airlines también participaron en la votación, apoyando una huelga en EVA.

“Después de negociar repetidamente con la compañía las disputas sin resultado, el sindicato se da cuenta de que las discusiones no llevarán a una resolución y, por la presente, anunciamos que todos los miembros del sindicato se declararán en huelga”, dijo Chou Sheng-kai, subsecretario del sindicato general. Se aseguró de agregar: “Pero todavía estamos abiertos a reanudar las conversaciones si EVA tiene alguna propuesta para cambiar la situación”.

El TFAU ya se está moviendo para detener la huelga sin que se cumpla ninguna demanda. Es probable que las conversaciones se reanuden el miércoles, ya que el sindicato ya ha declarado que no insistirá en un aumento en el subsidio por vuelo a $NT150. Ya había abandonado la demanda original de los asistentes de vuelo para que los turnos en 21 rutas de ida y vuelta se redujeran a una etapa. El TFAU ha propuesto aumentar la votación para terminar la huelga que había sido programada para el sábado.

La disputa entre los asistentes de vuelo y EVA Air ha estado en curso desde 2017. El sindicato convocó la huelga para permitir a los trabajadores descargar su frustración y dejarlos aislados. De hecho, cuando comenzó la huelga, Chou, el secretario general adjunto del sindicato, llamó a otros auxiliares de vuelo para que hicieran de esquiroles a los huelguistas. “Las aerolíneas aún cuentan con más de 1.000 asistentes de vuelo para los servicios y también le hemos pedido a la aerolínea que utilice su personal de reserva para vuelos nacionales para reducir el impacto en los pasajeros locales”.

Este ataque a las tripulaciones de cabina de EVA Air es parte de un asalto continuo por parte de las compañías aéreas de todo el mundo, que están reduciendo los salarios y aumentando las horas de trabajo y las tareas para aumentar las ganancias y los rendimientos para los inversores globales. EVA Air informó recientemente que el año pasado había obtenido una ganancia neta de $NT6,55 mil millones ($US212,49 millones), un aumento del 13,9 por ciento con respecto al año anterior, debido al aumento en el número de pasajeros en los vuelos.

Los asistentes de vuelo de EVA Air no están solos en su lucha, pero no encontrarán aliados en el TFAU ni en otros sindicatos. Tampoco resultará atractivo atraer a los corazones de los ejecutivos corporativos. En cambio, los asistentes de vuelo deben dirigirse a sus hermanos y hermanas de clase internacionalmente, todos los cuales se enfrentan a los mismos ataques de las aerolíneas en nombre de seguir siendo “competitivos”. Esto solo se intensificará a medida que la economía mundial se deslice hacia otra recesión, que se está acelerando por la guerra comercial de los Estados Unidos contra China y otros competidores.

Protesta de los trabajadores de la Eva Air en huelga (Fuente: página de Facebook del Sindicato de Asistentes de Vuelo Taoyuan)

Los trabajadores de líneas aéreas y todos los trabajadores se enfrentan a una lucha contra el sistema capitalista global, que ha enriquecido la oligarquía corporativa y financiera a expensas de los empleos y las condiciones de vida de los trabajadores en todos los países. En oposición al nacionalismo de los sindicatos, los trabajadores de las aerolíneas deben luchar por la unidad de la clase obrera internacional, particularmente en una industria donde las empresas emplean trabajadores de todo el mundo.

Los asistentes de vuelo de Hawaiian Airlines harán piquetes hoy en el aeropuerto internacional de Honolulu. Han estado trabajando durante dos años sin contrato mientras observaban cómo sus salarios caían dentro de la industria a medida que aumentaban el costo de la vida y los gastos médicos. Algunos auxiliares de vuelo de aerolíneas como Frontier, con sede en Denver, Colorado, deben recibir cupones de alimentos para sobrevivir. Ambas secciones de trabajadores son miembros de la Asociación de Azafatas de Vuelo-CWA, que ha tratado de sofocar el descontento laboral.

Los asistentes de vuelo de Eurowings, una aerolínea de bajo costo en el Grupo Lufthansa, están votando si ir o no a la huelga a causa de los bajos salarios. Si se convoca una huelga, es probable que ocurra en julio.

La lucha no se limita al personal de la aerolínea. Alrededor de 70 manipuladores de equipaje y asistentes de sillas de ruedas en el Aeropuerto Internacional de Denver se declararon en huelga el 18 de junio contra condiciones de trabajo inseguras, lo que incluye el manejo de materiales o artículos peligrosos sin la capacitación adecuada. Frontier y Southwestern Airlines emplean a los trabajadores a través del subcontratista Prospect Airport Services.

Más de 11.000 trabajadores de Sky Chef que preparan comida para las líneas American, United y Delta en 28 ciudades de los EUA también votaron a favor de la huelga. Los trabajadores de la restauración, algunos de los cuales ganan tan poco como US$8,46 por hora, están pidiendo salarios más altos y un seguro de salud menos costoso.

Estos incluyen trabajadores de Sky Chef y Gate Gourmet en el Aeropuerto Internacional de Seattle-Tacoma en el Estado de Washington. Hablando de las condiciones que enfrentan estos trabajadores, un representante del sindicato Unite Here dijo: “Ni las empresas de catering ni las aerolíneas han mostrado un compromiso con los aumentos económicos significativos que son necesarios para acabar con la pobreza y la atención médica inalcanzable en la industria. Nuestros miembros se enfrentan a la pobreza ahora, nuestros miembros no pueden pagar el alquiler ahora, y no pueden pagar a sus hijos ahora la universidad”.

Las afirmaciones de Unite Here son completamente hipócritas. En 2013, la Ciudad de SeaTac aprobó una ordenanza de “salario digno” que fue promovida por los demócratas, los sindicatos y figuras de la pseudoizquierda como la concejala de la ciudad de Seattle, Kshama Sawant, como el primer salario mínimo de US$15 para todos en la nación. Pero la ordenanza incluía una exención para los empleadores con contratos sindicales. Esto incluía a Sky Chef, que paga a los trabajadores menos del salario mínimo con la sanción de Unite Here.

Las huelgas y protestas actuales son parte de una ola de luchas de los trabajadores de las aerolíneas en los últimos 18 meses. En febrero, los pilotos de China Airlines iniciaron una huelga exigiendo que se agregaran más pilotos en vuelos de larga distancia para combatir la fatiga. En 2016, los auxiliares de vuelo de China Airlines, también cubiertos por el TFAU, realizaron la primera huelga en la historia de una aerolínea taiwanesa.

El verano pasado, los pilotos y la tripulación de cabina de Ryanair, con sede en Irlanda, llevaron a cabo una huelga coordinada en toda Europa contra la baja remuneración y las malas condiciones de trabajo. Esto incluyó la huelga más grande en la historia de la aerolínea en septiembre.

Los ataques de las empresas contra el derecho a un salario digno y condiciones de trabajo seguras requieren una respuesta internacional. Los sindicatos nacionalistas en todos estos países han colaborado con las aerolíneas para mantener a los trabajadores en el trabajo sin contratos, evitar huelgas y para hacer cumplir los contratos de concesiones de sus miembros.

Los asistentes de vuelo, pilotos, mecánicos y trabajadores de la hospitalidad deben unirse independientemente de los sindicatos, formar comités de base, y llegar a los trabajadores de todo el mundo que se enfrentan a los mismos ataques a sus medios de vida.

La huelga en Taiwán tiene lugar en el contexto de la creciente ira social en Asia-Pacífico hacia la desigualdad, que ha alimentado las protestas masivas en Hong Kong en las últimas semanas. La clase obrera es la única fuerza en el planeta que puede liderar la lucha contra la desigualdad, la catástrofe económica y la guerra al luchar para reemplazar el capitalismo con una economía socialista mundial científicamente planificada.

(Publicado originalmente en inglés el 26 de junio de 2019)