Represión policial y militar contra huelga espontánea de taxis en Matamoros, México

por Eric London
27 mayo 2019

Una huelga espontánea involucrando a cientos de conductores de taxi inició el viernes en Matamoros, Tamaulipas, después de que el Gobierno local decomisara aproximadamente 35 taxis esa mañana, alegando que no tenían permisos para operar. En respuesta, los conductores de taxi, quienes temen perder sus trabajos, se distribuyeron por todo el centro de la ciudad y bloquearon importantes calles, así como el cruce internacional entre México y la ciudad estadounidense de Brownsville, Texas.

Taxis bloquean el centro de Matamoros (Fuente: EnlaceMX Noticias)

Al medio día, los conductores de taxi llegaron a la plaza central con carteles que ellos mismos hicieron y que decían, “Gobierno corrupto, fuera”. Los enfrentó una fuerte presencia de policía estatal armada con rifles de asalto y con cascos. Las fuerzas de seguridad hostigaron a los conductores y atacaron a los manifestantes cuando hubo roces en el momento en que la policía llevó grúas al centro de la ciudad para quitar a los taxis parqueados.

Varios videos muestran a los policías disparando balas de goma contra un grupo de manifestantes. Cuando la multitud comenzó a empujar de vuelta, llegaron policías de respaldo con rifles para francotiradores que los apuntaron a la multitud. Una caravana de vehículos militares acorazados llegó a la plaza central.

Al menos un conductor de taxi quedó herido y varios fueron arrestados. Un conductor le dijo a El Debate, “Esta fue una acción unilateral de parte de al policía”.

Policías apuntan armas de francotirador contra taxistas en la manifestación

“Tenemos el derecho a seguir trabajando”, le dijo otro conductor a TV Noticias Tamaulipas. “Hemos estado trabajando por ocho, diez años sin violar ninguna ley… esta es una manifestación pacífica. Ya les dijimos a las autoridades, no le haremos daño a nadie”.

La decisión audaz de los conductores de taxi de bloquear calles principales y el cruce fronterizo es una señal de que la ola de huelgas de los trabajadores de las maquiladoras que se desató en enero ha tenido un impacto en secciones más amplias de la clase obrera y la clase media, fortaleciendo su resolución y envalentonándolos para que tomen acción en defensa de sus trabajos y salarios.

A pesar de que muchos conductores son contratistas independientes, cuando la policía y el ejército comenzaron a empujar a los grupos de taxistas, comenzaron a cantar, “no se metan con la clase obrera”.

La policía dispara hacia los conductores de taxi

Durante el punto álgido de la ola de huelgas más temprano este año, unos 70,000 trabajadores estaban participando en actividades de huelga, eligiendo a sus propios comités independientes de fábrica en rebelión contra las compañías y los sindicatos, los cuales apoyan a las empresas. Los trabajadores exigieron importantes aumentos salariales y la abolición de las cuotas sindicales.

Han ocurrido manifestaciones grandes de taxistas y otros conductores casuales en todo el mundo durante las últimas semanas, incluyendo una protesta internacional de Uber y Lyft que se expandió en todos los continentes habitados del planeta a principios de mayo.

La prensa corporativa está atacando a los taxistas de Matamoros por su comportamiento “egoísta”, señalando que muchos trabajadores no pudieron viajar hacia y desde sus trabajos por los bloqueos.

Sin embargo, los comentarios en las páginas noticiosas de las redes sociales muestran que los trabajadores respondieron con un apoyo abrumador hacia la protesta de los conductores, con muchos comentando que, si el Gobierno gastara el dinero necesario para que Matamoros tenga un sistema de transporte público funcional, no tendría que caminar al trabajo o a sus centros de estudio pasando por vecindarios peligrosos.

El Gobierno local se intentó reunir apuradamente con representantes de los taxistas para calmar las tensiones, las cuales permanecen altas por toda la ciudad. Los videos de la violencia policial y militar contra los manifestantes fueron vistos por decenas de miles en cuestión de pocas horas el viernes por la tarde. Los comentarios en las redes sociales decían, “La policía estatal nos roba, nos golpea y toma nuestro dinero”. Otro señalaba, “La represión contra el pueblo de Matamoros sigue! Quién nos ayudará ahora???”.

Al caer la noche, el cruce internacional había sido reabierto pero docenas de taxistas permanecían parqueados frente a la Presidencia municipal bloqueando el tráfico en el centro de la ciudad. Los conductores manifestaron que no se irían hasta que se les regresaran los vehículos decomisados a sus conductores.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 25 de mayo de 2019)

We need your support

The WSWS Autoworker Newsletter needs your support to produce articles like this daily. We have no corporate sponsors and rely on readers just like you. Become a monthly subscriber today and support this vital work. Donate as little as $1. It only takes a minute. Thank you.