Mehring Books lanza la edición en inglés de ¿Por qué están de vuelta? en Londres

por nuestro reportero
20 marzo 2019

El domingo se lanzó la edición en idioma inglés de ¿Por qué están de vuelta? La falsificación histórica, la conspiración política y el regreso del fascismo en Alemania en la librería Foyles de Londres. Un público de 150 personas escuchó presentaciones del autor del libro, Christoph Vandreier, vicepresidente del Partido Socialista por la Igualdad (Alemania), y David North, presidente del Consejo Editorial Internacional del World Socialist Web Site.

Abriendo la reunión, el secretario nacional del Partido Socialista por la Igualdad (Reino Unido), Chris Marsden, dijo que la trágica masacre del viernes de 50 fieles musulmanes en Christchurch, Nueva Zelanda, “subraya la importancia de la discusión que tenemos hoy”.

Marsden explicó que el ciudadano australiano Brenton Tarrant se radicalizó en Europa. El título de su manifiesto, “El Gran Reemplazo”, fue extraído del intelectual de derechas francés Renaud Camus, y habló de la derrota de Marine Le Pen por Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas de 2017 como un “punto de inflexión”.

David North se dirige a la audiencia en el lanzamiento del libro

Tarrant era parte de una red internacional de organizaciones de extrema derecha, dijo Marsden. Su manifiesto elogió al fascista noruego Anders Behring Breivik, quien mató a 77 personas en Noruega el 22 de julio de 2011, incluyendo 69 participantes en un campamento de verano de la Liga de Juventud de los Trabajadores. Tarrant también aclamó como a un héroe a Darren Osborne, encarcelado en 2017 después de conducir una furgoneta hacia los fieles frente a la mezquita de Finsbury Park en el norte de Londres. Al igual que Tarrant, Osborne había planeado asesinar al alcalde de Londres, Sadiq Khan, y al líder laborista, Jeremy Corbyn. Corbyn fue agredido físicamente el mes pasado en el Centro de Asistencia Musulmana de la misma mezquita.

En Gran Bretaña, el referéndum por el Brexit había estado acompañado por un diluvio de nacionalismo. En junio de 2016, en vísperas del referéndum, el fascista Thomas Mair había matado a la diputada laborista Jo Cox a tiros y puñaladas. El propio Tarrant había escrito en apoyo del Brexit, que “era el pueblo británico el que disparaba contra la inmigración masiva, el desplazamiento cultural y la globalización, y eso es algo maravilloso”.

“Estas son todas las expresiones del clima tóxico estimulado por la clase dominante, dando socorro a gente como Osborne, Mair y Tarrant”, dijo Marsden.

En sus comentarios, Christoph Vandreier destacó que la publicación de ¿Por qué están de vuelta? fue el resultado de una lucha unificada políticamente por las secciones del Comité Internacional de la Cuarta Internacional en Europa y los Estados Unidos. Trató de llamar la atención a la clase obrera internacional hacia eventos políticos de gran trascendencia: “En Alemania, por primera vez desde el final del régimen nazi, un partido de extrema derecha [Alternativa para Alemania, AfD] tiene 90 diputados en el parlamento federal.

Christoph Vandreier hablando en el lanzamiento del libro

¿Por qué están de vuelta? es sobre cómo se preparó este cambio hacia la derecha política e ideológicamente”.

Explicó: “En junio de 1986, el historiador de derechas Ernst Nolte publicó un artículo en el Frankfurter Allgemeine Zeitung, en el que argumentaba que el Holocausto era una respuesta comprensible a la violencia de la Unión Soviética”.

“Muchos intelectuales en ese momento entendieron las implicaciones políticas de este revanchismo histórico” y se opusieron a él con docenas de artículos. Esta lucha fue conocida como Historikerstreit y terminó en una derrota decisiva de los revisionistas. “Con la reunificación de Alemania y el regreso del militarismo alemán, la derecha hizo varios intentos para revertir el resultado del Historikerstreit”.

Estos intentos llegaron a un punto crítico en 2014, en un momento en que “los políticos alemanes de alto rango anunciaron el fin de la restricción militar por parte de Alemania”.

En junio de ese año, la “mayor revista de noticias alemana Der Spiegel publicó un artículo que exigía una reescritura de la historia alemana”. Defendiendo a Nolte había un profesor de la Universidad Humboldt de Berlín, Jörg Baberowski. Baberowski no solo dijo que Nolte estaba en lo correcto, sino que “agrega a modo de justificación ‘Hitler no era un psicópata y no era cruel. No quería que la gente hablara sobre el exterminio de los judíos en su mesa’”.

“Baberowski se convirtió en un héroe de la extrema derecha y a menudo fue citado y aclamado por publicaciones como Breitbart News y Daily Stormer”.

Vandreier continuó: “La política de la clase dominante ya no es compatible con los derechos democráticos. Por eso la élite gobernante en cada país está utilizando cada vez más métodos autoritarios y por eso se promueve el fascismo”.

El único movimiento que se opuso a esto, ganándose el apoyo de muchos estudiantes y trabajadores, fue el Partido Socialista por la Igualdad (PSI) y su movimiento juvenil, los Jóvenes y Estudiantes Internacionales por la Igualdad Social (JEIIS).

“Los fascistas no son un movimiento de masas sino una minoría odiada. Sin embargo, la élite gobernante está una vez más promoviendo el fascismo y la ideología de derechas para reprimir la oposición a su militarismo y su empeoramiento de la desigualdad social ... Por eso un movimiento independiente de la clase obrera es la única manera de combatir este peligro”.

En este contexto, Vandreier enfatizó el resurgimiento de la lucha de clases a nivel internacional con trabajadores protestando en números crecientes cada vez más en Argelia, Estados Unidos, México, Francia y muchos otros países.

“En Alemania hay crecientes huelgas en la industria automotriz y en el sector público, y en nuestra lucha en la Universidad de Humboldt pudimos ver un apoyo masivo de estudiantes en toda Alemania y especialmente de trabajadores”.

Recomendando ¿Por qué están de vuelta?David North señaló: “Es extraordinario que lo que ha estado ocurriendo en Alemania no haya sido reportado casi para nada en la prensa europea y estadounidense. El hecho de que el partido más influyente políticamente en Alemania hoy en día, el partido oficial de la oposición, AfD, sea un partido liderado por los pronazis y apologistas de Hitler, ha sido ampliamente ignorado, como si no estuviera sucediendo”.

David North

North contó cómo el PSI en Alemania se enteró de Baberowski en 2014, después de que el profesor de Humboldt patrocinara una conferencia del destacado historiador británico Robert Service, cuya reciente biografía de León Trotsky había sido ampliamente desacreditada. La American Historical Review se había aliado públicamente con la detallada respuesta de North a Service, describiendo la biografía de Trotsky de Service como un “trabajo de pirateo” debido a sus numerosas falsificaciones y distorsiones. Frente a la defensa de Service de Baberowski y su supresión de la crítica provista por el PSI y los JEIIS en la Universidad de Humboldt, North predijo que “si mienten sobre Trotsky hoy, mañana mentirán sobre Hitler”.

La historia del fascismo en Alemania había dejado un legado de trauma en cada familia. El sentimiento “Die Weider” (¡Nunca más!) expresó la profunda hostilidad hacia el fascismo en la población alemana. “La importancia del libro de Christoph ... es que deja claro que lo que ha ocurrido en Alemania es una conspiración política concertada que involucra a los niveles más altos del Estado, con la complicidad de una comunidad académica indiferente al resurgimiento de las fuerzas neonazis”.

North repasó la historia de la década de 1930, y explicó que Hitler no habría tomado el poder sin dos factores esenciales: el colapso total de la dirección de la clase obrera, tanto el Partido Socialdemócrata (SPD) como el Partido Comunista (KPD) y, en segundo lugar, la decisión activa de los elementos en la élite política alemana para llevar a Hitler al poder.

“Solo nosotros hemos prestado mucha atención al crecimiento del fascismo y los peligros que representa para la clase trabajadora”, dijo North. Recordó una conferencia que había dado en Wellington, Nueva Zelanda, en diciembre de 2018, en la que había advertido “en esta placida y hermosa ciudad” que “el fascismo era un peligro en todo el mundo”.

El horrible ataque de Brenton Tarrant contra los adoradores musulmanes había expuesto la verdadera ideología del fascismo. En cuanto al manifiesto de Tarrant, North señaló su afirmación de que “por una vez, la persona a la que se llamará fascista, es un verdadero fascista”.

Tarrant había nombrado al líder fascista británico Sir Oswald Mosley “como la persona más cercana a mis creencias”. North respondió: “Aquí en Inglaterra se ha discutido mucho sobre el antisemitismo. El problema se ha planteado en el contexto de una serie interminable de diatribas contra Jeremy Corbyn y sus partidarios en el Partido Laborista. La afirmación es que son antisemitas y que el Partido Laborista es un foco de antisemitismo. Todos ustedes saben que no queremos tener nada que ver con Jeremy Corbyn. La forma en que ha respondido —o no ha respondido—, a estas calumnias va al corazón de muchas de nuestras críticas.

“Pero lo que está involucrado en este ataque a Corbyn y sus partidarios en el Partido Laborista conlleva una falsificación tan feroz de la historia y una distorsión de la realidad, que ha servido para socavar la capacidad de conducir una lucha contra el fascismo y el antisemitismo donde realmente existe”.

North repasó brevemente la carrera de Oswald Mosley, que ilustró “lo que realmente representaba el antisemitismo en Gran Bretaña históricamente”. Se refirió al trabajo de los historiadores británicos que habían demostrado que “el antisemitismo era fundamental para la perspectiva del fascismo británico. Que, por cierto, tuvo un gran apoyo dentro de amplias secciones del partido conservador”.

“La campaña llevada a cabo en los medios por la derecha política y por la derecha del Partido Laborista, y por tantos académicos que han estado de acuerdo con esto, sirve para socavar completamente cualquier comprensión histórica de lo que realmente es el fascismo, de lo que es realmente el antisemitismo y sus implicaciones para la clase trabajadora”.

Christoph Vandreier y David North durante la sesión de preguntas y respuestas

Durante una sesión de preguntas y respuestas, los miembros de la audiencia preguntaron por qué se había permitido que el fascismo volviera a crecer después de los horrores de la Segunda Guerra Mundial y si esto se debía a la complacencia popular y por qué no había habido respuesta dentro del mundo académico de Alemania e internacionalmente a los esfuerzos para rehabilitar a Hitler.

Vandreier explicó: “La cuestión de la guerra está de vuelta. Una gran guerra imperialista de los Estados Unidos contra China y Rusia o incluso entre las potencias imperialistas es posible debido a la profunda crisis del capitalismo”. Que el imperialismo alemán se afirme globalmente como una potencia militar importante exige la reescritura de la historia. “La cosa no fue solo que los periódicos y académicos no respondieran a estas posiciones de Baberowski. Es que lo defendieron y atacaron a los JEIIS y al PSI”.

North dijo que los esfuerzos por atribuir la reaparición del fascismo a los fracasos individuales eran falsos. “Los seres humanos actúan sobre el mundo no como individuos, sino a través de la política, a través de la acción política y la actividad política ...

“El único elemento central en la historia del siglo XX fue que era una era de lucha social sin precedentes, de luchas revolucionarias. Hubo otros siglos revolucionarios, pero lo que distinguió al siglo XX fue que se caracterizó por el esfuerzo consciente de grandes masas de personas para terminar con el sistema capitalista ... actuaron con un alto nivel de comprensión de su identidad de clase”.

Christoph Vandreier firma un ejemplar de ¿Por qué están de vuelta?

El producto supremo de esa lucha fue la Revolución de Octubre de 1917 en Rusia, que fue el único momento en que existió un liderazgo político que pudo asumir la tarea histórica planteada ante la clase obrera internacional. Frente a la contrarrevolución nacionalista del estalinismo y las derrotas impuestas a la clase obrera a nivel internacional, se desarrolló una respuesta desmoralizada, personificada por la Escuela de Frankfurt.

“En ausencia de una comprensión clara y firme de los procesos históricos, de los problemas políticos, se encontraron respuestas más fáciles en las explicaciones que culpan a los fallos supuestamente inherentes de los seres humanos”.

La conciencia social puede cambiar muy rápidamente, continuó North. En Estados Unidos, se ve cada vez más a Bernie Sanders como un apologista del Partido Demócrata. “La gente está buscando respuestas serias y creo que verán que el ambiente político comienza a cambiar. Las discusiones se vuelven más inteligentes, más reflexivas, y también más optimistas. En la medida en que las personas comienzan a comprender, también sienten que las posibilidades de luchar y de vencer a la reacción política están ahí”.

La gente hace cola para comprar literatura en el puesto de Mehring Books

North concluyó: “Los grandes cambios sociales no se comprenden de inmediato. Son complejos. A las personas les lleva tiempo asimilar las lecciones políticas esenciales. Ese proceso de asimilación encuentra su expresión más consciente dentro del movimiento marxista ... Las experiencias de la década de 1930 demostraron el papel decisivo de la dirección política. Por eso Trotsky dijo, en el Programa de Transición, cuando habla de las alternativas del fascismo o el socialismo, que la crisis de la humanidad se presenta como la crisis de la dirección revolucionaria”.

Después de las preguntas y respuestas, muchos de los que estaban presentes hicieron cola en el puesto de Mehring Books y obtuvieron su ejemplar de ¿Por qué están de vuelta? firmado por Vandreier. Se vendieron alrededor de £1.500 de literatura, incluyendo 71 ejemplares de ¿Por qué están de vuelta? y 18 ejemplares del recién publicado Agentes: La infiltración del FBI y la GPU en el movimiento trotskista.

¿Por qué están de vuelta? se puede reservar en Mehring Books.

(Publicado originalmente en inglés el 19 de marzo de 2019)