El resurgimiento internacional de las luchas de la clase obrera en 2019

13 febrero 2019

Las primeras semanas de 2019 han estado marcadas por un dramático crecimiento de la lucha de clases internacional. Se han desatado huelgas y protestas de trabajadores en prácticamente todas las regiones del mundo. Tras décadas en que la lucha de clases ha estado suprimida por los sindicatos, la clase obrera, la gigante fuerza determinante de la política mundial, está comenzando a ponerse de pie.

América del Norte

· El lunes, 5.600 docentes en Denver, Colorado, hicieron huelga por primera vez en un cuarto de siglo. La primera demanda de los maestros son importantes incrementos salariales para poder vivir y trabajar en una de las ciudades más caras de Estados Unidos.

· Los maestros de Oakland, California, quienes han estado trabajando sin un contrato por dos años, votaron abrumadoramente a favor de hacer huelga tan pronto como la próxima semana. Los docentes en West Virginia, quienes desataron la ola en marcha de las huelgas docentes rebelándose contra su sindicato y emprendiendo acciones espontáneas o “salvajes”, han votado a favor de una autorización de huelga o acción laboral contra la legislación privatizadora avanzando en la asamblea legislativa estatal.

· El movimiento huelguístico de los trabajadores de las maquiladoras, el cual comenzó en Matamoros, México, el mes pasado, cuando decenas de miles de trabajadores realizaron paros en desafío a sus sindicatos, se está expandiendo a lo largo de la frontera entre EUA y México. Aproximadamente 8.000 trabajadores de 45 fábricas en la ciudad vecina de Reynosa están exigiendo el mismo 20 por ciento y un bono de $1,700 exigido por sus hermanos y hermanas en Matamoros.

Europa

· Una huelga nacional de 24 horas está programada para hoy a las 10 p.m. en Bélgica e incluirá trabajadores postales, docentes, recolectores de basura y empleados hospitalarios. También estarán en huelga los trabajadores de los aeropuertos. El aeropuerto de Charleroi en el sur de Bruselas estará completamente cerrado. Las aerolíneas de Bruselas han cancelado 200 vuelos y desviado otros para 16.000 pasajeros a otros aeropuertos, incluyendo Lille en el norte del país. La red nacional férrea tendrá un número mínimo de trenes.

· Los manifestantes de los chalecos amarillos sostuvieron su decimotercera protesta semanal de masas contra la desigualdad social por toda Francia el sábado, en desafío a la ley “anti-hooligan” [anti-vándalo] del Gobierno aprobado recientemente por la Asamblea Nacional, permitiendo que la policía ilegalice unilateralmente las protestas. Los organizadores estiman que marcharon 116.000 personas por todo el país.

Asia y Oceanía

· Más de 200.000 empleados públicos en el estado de Uttar Pradesh en el norte de India realizaron una huelga el miércoles pasado para exigir la restauración de su antiguo plan de pensiones. El grupo sindical que coordina la huelga anunció que hoy será el día final del paro. Esto sigue a una huelga general de dos días contra las políticas del Gobierno de Modi que involucró a decenas de millones de trabajadores por toda India y un paro masivo de docentes y trabajadores públicos en el estado de Tamil Nadu.

· Aproximadamente 700 pilotos de aerolíneas chinas basadas en Taiwán han estado en huelga desde el viernes, resultando en la cancelación de al menos 60 vuelos, incluyendo vuelos programados de Taipéi a Hong Kong, Bangkok, Los Ángeles, Manila y Tokio. Entre otras demandas, los pilotos están buscando añadir pilotos secundarios en vuelos de más de ocho horas y el pago de un bono de fin de año.

· Aproximadamente 1.700 doctores de menor antigüedad en Nueva Zelanda comenzaron su tercera huelga de 48 horas en un mes el martes para oponerse a los ataques continuos a sus condiciones laborales. Estos ataques incluyen demandas de aumentar el número consecutivo de días obligados a trabajar 12 horas y extender los turnos más allá de las 16 horas. Se les sumaron mil parteras con una huelga de 12 horas para exigir un aumento salarial por encima de la inflación.

África

· Quince mil miembros de la Asociación de Mineros y Trabajadores de Construcción de la mina de oro de Sibanye-Stillwater en Sudáfrica han estado en huelga desde noviembre por demandas de un aumento de $72 en el salario mensual. Después de 11 semanas en huelga, se les unieron sus compañeros de las minas de platino de Sibanye-Stillwater.

· Unos 80.000 educadores zimbabuenses han estado en huelga durante la última semana. Su lucha fue cancelada el lunes por el Sindicato de Maestros de Zimbabue y el Sindicato Progresista de Maestros de Zimbabue a pesar de que el Gobierno se está rehusando a conceder ninguna de las demandas de los maestros, incluyendo aumentos salariales que se mantengan al paso de la inflación.

Estos detonaciones iniciales del año son una verificación poderosa del internacionalismo. Los trabajadores en uno u otro país están comenzando a entender que sus luchas están íntimamente vinculadas. Hay una semejanza cada vez mayor en las demandas y luchas de los trabajadores, las cuales están motivadas por el aumento en la desigualdad social.

El mes pasado, los trabajadores de Matamoros marcharon a la frontera estadounidense y llamaron a sus hermanos y hermanas estadounidenses a que se “despertaran”. Muchos trabajan para las mismas empresas de autopartes que explotan a trabajadores en EUA, Canadá y por todo el mundo. Producen partes ensambladas por los trabajadores en EUA, Canadá, Europa y otras regiones.

La ola de huelgas docentes en Estados Unidos muestra que los trabajadores estadounidenses están comenzando a despertarse. El Buró Estadounidense de Estadísticas Laborales reportó este mes que el número de trabajadores que participaron en huelgas en 2018 alcanzó su máximo nivel en 32 años.

Como lo indicó León Trotsky en 1930 en una etapa más temprana de la crisis del sistema capitalista mundial, la realización de la revolución socialista en un escenario nacional es imposible. “La revolución socialista comienza en la palestra nacional, se desarrolla en la internacional y llega a su término y remate en la mundial”, explicó Trotsky.

Como lo explicó el Comité Internacional de la Cuarta Internacional (CICI) ya en 1988, la lucha de clases hoy día es internacional, no solo en contenido, sino también en su forma.

El CICI hizo hincapié también en que el resurgimiento de la lucha de clases tomaría la forma de una rebelión contra las organizaciones laborales viejas, burocráticas y nacionalistas. Esto también está siendo confirmado por el aumento de luchas, incluyendo los paros docentes en Estados Unidos y la lucha explosiva de los trabajadores de las maquiladoras en México, batallas que están tomando la forma de rebeliones de las bases obreras llevadas a cabo independientemente y en contra de los sindicatos.

Estos procesos objetivos encontraron su expresión consciente en la manifestación del 9 de febrero en Detroit contra los cierres de planta de GM y los despidos en Estados Unidos y Canadá, la cual estuvo organizada por el Boletín de los Trabajadores Automotores del WSWS y el Comité Directivo de la Coalición de los Comités Independientes de Base.

Esta manifestación recibió el saludo de representantes obreros de autopartes en Matamoros, México, trabajadores de las plantaciones de té en Sri Lanka, trabajadores automotores que fueron falsamente incriminados en India y trabajadores metalúrgicos en Turquía.

Los trabajadores apoyan la manifestación del PSI contra los despidos en la industria automotriz

En un video dirigido a la manifestación, los trabajadores en huelga en Matamoros, México, declararon su “¡Solidaridad con nuestros hermanos de Detroit, Michigan, en su lucha contra los despidos masivos! ¡Matamoros y los obreros estamos unidos con Michigan!”.

Estos trabajadores de diferentes partes del mundo reconocen sus intereses comunes con los trabajadores en Estados Unidos y Canadá y la importancia para los trabajadores en todos los rincones del mundo de desarrollar la lucha de clases en el centro del capitalismo mundial, Estados Unidos.

Sin embargo, los trabajadores siguen enfrentándose a la brutal realidad de que no existe en ningún país una organización de masas o un partido de masas que responda a esta tendencia orgánica hacia la unidad internacional. Los sindicatos y los partidos socialdemócratas en todos los países están completamente podridos, basándose en un programa nacionalista y subordinando las necesidades de los trabajadores a las demandas de sus “propias” élites empresariales y oficiales gubernamentales sobornados.

En contraste al nacionalismo promovido por los sindicatos, la protesta del sábado —la cual llamó a los trabajadores a establecer comités de base independientes en las fábricas y comunidades para luchar en defensa de sus trabajos y niveles de vida— se basó en la unidad internacional de la clase obrera y un programa socialista revolucionario.

La única organización que lucha por dar una expresión consciente y desarrollar la lucha internacional de la clase obrera es el Comité Internacional de la Cuarta Internacional (CICI) y sus secciones nacionales, los Partidos Socialistas por la Igualdad por todo el mundo.

El evento del sábado constituyó una confirmación del análisis realizado por el WSWS a principios del 2019, el cual estableció que el trabajo teórico y político del Comité Internacional está entrecruzándose con el movimiento objetivo de la clase obrera. Su actividad revolucionaria crítico-práctica está convirtiéndose en un factor esencial en el desarrollo y resultado de la lucha de clases revolucionaria”.

La tarea central hacia la unificación y emancipación de la clase obrera es la construcción del CICI como partido mundial de la revolución socialista. Esta es la tarea a la que deben dedicarse todos los trabajadores y jóvenes con consciencia de clase.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 12 de febrero de 2019)

Niles Niemuth