¿Qué hay detrás del plan de Amazon para aumentar su salario mínimo a $15 por hora?

por Jerry White
4 octubre 2018

Con gran fanfarria el martes último Amazon anunció que subirá el salario mínimo de 250,000 trabajadores fijo y 100,000 temporales a $15 por hora. En el Reino Unido, la compañía está elevando los salarios de 40,000 trabajadores permanentes y temporales a £10.50 (US $13.69) por hora en Londres y £9.50 (US $12.39) en el resto del país.

Los aumentos salariales, que entrarán en vigencia para los trabajadores de Amazon y Whole Foods el 1 de noviembre, son una respuesta a la profunda oposición de los trabajadores de Amazon a los salarios de pobreza y las brutales condiciones de trabajo en la gigantesca empresa de logística y venta minorista. La creciente militancia de los trabajadores de la Amazon es, además, parte de un sentimiento más amplio entre los trabajadores en los Estados Unidos e internacionalmente, quienes después de una década de disminución de los salarios reales desde la crisis financiera de 2008 están decididos a luchar por mejoras sustanciales.

Sin embargo, el aumento salarial es mínimo y mejorará muy poco los estándares de vida de los trabajadores. El trabajador medio de Amazon recibió un pago de $28,446 el año pasado, según los libros de la compañía, que asciende a alrededor de $13.68 por hora. Un aumento a $15.00 por hora ($1.32 más para el trabajador medio) equivaldría a un salario anual de $30,000. Esto equivale al 120 por ciento de la tasa oficial de pobreza para una familia de cuatro personas y hará poco para ayudar a los trabajadores a mantener sus cabezas fuera del agua, particularmente en centros urbanos con mayores costos de vida.

Los documentos internos de la compañía disponibles para los trabajadores de Amazon dejan claro que el aumento estará acompañado con la eliminación de varios bonos de incentivo y otros programas, en los que los trabajadores dependen para ayudar con las facturas y los pagos de automóviles. Esto incluye la totalidad o parte de los bonos del Plan de Compensación Variable (VCP) y MyReward en función de los objetivos de asistencia y rendimiento del sitio. También se corta el programa de adquisición de acciones limitadas, conocido como el plan de Unidades de acciones restringidas (siglas en inglés, RSU).

"Estamos eliminando gradualmente el componente de pago de incentivos y los $15 serán el mínimo simple sin objetivos requeridos", dijo en un mensaje la compañía a los trabajadores. Otro leyó: "Estaremos eliminando gradualmente el programa de donaciones de RSU para acciones que se otorgaría en 2020 y 2021... reemplazándolo con un plan de compra directa de acciones antes de finales de 2019”.

De acuerdo con Amazon, los trabajadores a tiempo completo en sus centros de cumplimiento en los EUA ya ganan un salario promedio por hora de más de $15 por hora, incluidas las primas de acciones e incentivos. No está claro, por lo tanto, si los trabajadores verán algún beneficio neto de la subida tan promovida por Amazon.

"Al principio, pensé, $15 por hora, eso es un comienzo. Pero cuando hice los cálculos, no suma mucho ", dijo Shannon Allen, una trabajadora del centro de cumplimiento de Amazon en Haslet, Texas, quien se quedó sin hogar después de sufrir una lesión grave en el centro de trabajo, dijo al International Amazon Workers Voice.

"Habrá un aumento, pero nos están quitando nuestra bonificación al final del mes y las acciones a las que teníamos derecho. Los trabajadores aún no reciben tratamiento médico después de lesionarse. Los trabajadores siguen muriendo de hambre. Los trabajadores siguen sin hogar. ¿Qué pasa con los trabajadores en la India? ¿Van a obtener $15 también o seguirán recibiendo $267 al mes? Me encantaría saber eso", dijo Allen.

El anuncio del CEO de Amazon, Jeff Bezos, fue orquestado cuidadosamente con el Partido Demócrata para reforzar la imagen de la compañía. El mes pasado, el senador por Vermont Bernie Sanders introdujo una legislación, llamada Ley Bezos, para imponer impuestos a las corporaciones por lo que reciben sus trabajadores de bajos salarios en beneficios de salud o cupones de alimentos del gobierno.

"Escuchamos a nuestros críticos, pensamos mucho en lo que queríamos hacer y decidimos que queremos liderar", dijo Bezos en un comunicado el martes. "Estamos entusiasmados con este cambio y alentamos a nuestros competidores y otros grandes empleadores a unirse a nosotros". Bezos dijo que la compañía también presionará por un aumento en el salario mínimo federal, que no ha aumentado de $7.25 en una década.

Sanders, en el momento justo, saludó la medida y dijo: “Hoy quiero dar crédito a quien se debe, y es que el Sr. Bezos y Amazon han hecho lo correcto. Este es un paso significativo para muchos miles de empleados de Amazon”.

Sanders agregó: "Esto no solo hace una diferencia en las vidas de cientos de miles de empleados de Amazon, sino que también envía un mensaje a la industria de comida rápida, a la industria aérea y a la industria minorista en general, de que ahora es el momento de comenzar a pagar a los trabajadores un salario digno ".

Llamar a $15 un "salario digno" es ridículo. El salario promedio por hora en la fabricación hace cuatro décadas sería el equivalente a $23 por hora en 2018 dólares. La marca de $15 defendida por Sanders y la campaña "Lucha por $15" alineada por el sindicato y el Partido Demócrata se ha convertido cada vez más en la nueva norma, incluso en la industria automotriz.

El multimillonario CEO de Amazon no está siendo motivado por altos ideales sino por consideraciones frías y duras. Con la tasa oficial de desempleo cayendo al nivel más bajo en casi dos décadas, los grandes empleadores como Amazon compiten cada vez más por los trabajadores, en particular por la prisa de las próximas vacaciones. En enero, Walmart elevó su salario mínimo a $11. Facebook aumentó su salario mínimo para el personal de limpieza, los trabajadores del servicio de alimentos y otros contratistas a $15 por hora y Costco paga $14 por hora. Target, que planea contratar a 120,000 trabajadores temporales en esta temporada de vacaciones, está pagando $ 12 por hora y ofrece la posibilidad de recibir tarjetas de regalo de $ 500.

La movida de Amazon tiene lugar después de que la propuesta de la compañía el mes pasado para aumentos de 2 a 4 por ciento fue recibida con disgusto por los trabajadores. "No fue suficiente", dijo un trabajador de medio tiempo en San Bernardino, California, que Bezos le dijo al Washington Post sobre un aumento de 40 centavos que aumentaría su salario a $13.15. "El gerente de recursos humanos en la sala estaba como, '¿No estás emocionado? ¡Vamos, aplaudamos! Comenzamos un aplauso lento, sin emociones en nuestras caras. Un aumento del 3 por ciento en cuatro años, se siente como un control de daños”.

Después de una disminución de cuatro décadas en los salarios reales, los trabajadores ganan apenas lo suficiente para subsistir. Si algunos empleadores están aumentando los salarios es porque necesitan trabajadores en sus fábricas para extraer ganancias de ellos. Los analistas ya han dicho que el exagerado aumento no tendrá ningún efecto negativo en los resultados de la compañía cuya capitalización de mercado alcanzó $1 billón el mes pasado.

Tampoco afectará a Jeff Bezos, cuyo patrimonio neto aumentó a $165 mil millones a principios de este verano, lo que lo convierte en el hombre más rico de la historia moderna. Si esta riqueza se dividiera en partes iguales entre los empleados globales de Amazon, cada uno recibiría un cheque por $300,000.

Cualquier aumento que se dé a los trabajadores de Amazon se compensará con una explotación cada vez mayor, un ritmo más alto y más lesiones en el lugar de trabajo. La compañía ya utiliza dispositivos electrónicos para monitorear la productividad y el tiempo de los trabajadores durante los descansos en el baño y ahora se está probando una nueva tecnología que utilizará los pulsos de sonido para redirigir la mano de un trabajador si lo mueve en la dirección incorrecta mientras mueve los elementos de un contenedor a una entrega caja.

Vale la pena examinar lo que Bezos está haciendo desde el punto de vista de la historia. Hace más de un siglo, otro magnate corporativo, Henry Ford, más que duplicó el salario de sus trabajadores, elevándolos a $5 por día, desde aproximadamente $2.38 por día. El movimiento no fue motivado por un repentino estallido de generosidad de parte de Ford, el hombre más rico del mundo.

En cambio, Ford quería reducir la tasa de rotación en su fábrica de Highland Park, Michigan, donde los trabajadores se estaban yendo en masa debido a la velocidad brutal en las nuevas líneas de ensamblaje. Ford también estaba alarmado por el creciente apoyo de los socialistas y los organizadores sindicales. Después de introducir el nuevo salario en 1914, sus ganancias se duplicaron y Ford declaró dos años más tarde: "El pago de $5 por día por un día de ocho horas fue uno de los mejores movimientos de reducción de costos que hemos hecho".

Bajo las condiciones del creciente conflicto de clases en los Estados Unidos y en todo el mundo y el crecimiento del sentimiento socialista y anticapitalista, Sanders y el Partido Demócrata harían que los trabajadores creyeran que pueden mejorar sus condiciones, no a través de la lucha colectiva, sino a través de llamamientos a la Magnanimidad de multimillonarios como Bezos.

Pero garantizar el derecho a empleos seguros y bien pagados no será posible sin construir un movimiento poderoso de la clase trabajadora y llevar a cabo un ataque frontal contra la riqueza arraigada y el poder político de la oligarquía corporativa y financiera. Para iniciar esto, la Internacional Amazon Workers Voice está luchando por la formación de comités de base y de fábrica, independientes de los sindicatos controlados por las empresas y los partidos políticos. Esto debe combinarse con una lucha política por parte de los trabajadores para derrocar la dictadura económica y política de los explotadores capitalistas, expropiar sus fortunas y transformar corporaciones gigantes como Amazon en empresas públicas, basada en la propiedad colectiva y bajo control democráticamente en manos de la clase obrera.

(Publicado originalmente en inglés el 3 de octubre de 2018)