El 40 por ciento inferior de estadounidenses tiene un ingreso neto negativo

por Gabriel Black
4 agosto 2018

El 40 por ciento más pobre de los hogares en los Estados Unidos tiene un ingreso neto negativo antes de impuestos de $11.660 al año, según un nuevo informe de Reuters.

El informe, "Los estadounidenses más pobres se ajustan el cinturón mientras crece la economía estadounidense", publicado el 23 de julio y escrito por el autor principal Jonathan Spicer, expone cómo la vida realmente es para la mayoría de los estadounidenses en medio de la economía supuestamente en auge. Si bien la tasa oficial de desempleo es baja y las tasas de crecimiento están aumentando, la realidad es que la clase trabajadora está siendo explotada hasta el límite, y depende en gran medida de los préstamos y de trabajar dos o más empleos de bajos sueldos para sobrevivir.

Los gastos superan consistentemente el ingreso antes de impuestos para la mayoría de la mitad inferior, incluyendo a estudiantes, recibidores de asistencia social y muchos trabajadores (por quintil de ingresos)

Los datos del informe muestran que los dos quintiles inferiores de los hogares obtienen, en promedio, $ 11.587 y $ 29.414 al año en ingresos antes de impuestos, respectivamente. Sus gastos, mientras tanto, son $ 26.144 y $ 38.187, respectivamente. Esto significa que el quintil inferior tiene una pérdida neta promedio de $ 14.557 por año y el siguiente quintil una pérdida de $ 8.773, antes de los impuestos.

¿Cómo es que el 40 por ciento inferior de los hogares está perdiendo, en promedio, más de $10.000 cada año?

Los datos incluyen a estudiantes, que están asumiendo la deuda de los estudiantes, y los beneficiarios de cupones de alimentos y beneficios federales, que pueden recibir pequeñas sumas para ayudar a pagar los gastos. Sin embargo, el 40 por ciento inferior de los hogares está abrumadoramente compuesto por trabajadores de bajos salarios que, a pesar de sus inmensos sacrificios, no pueden cubrir el costo básico de vida.

El siguiente 20 por ciento, el quintil del medio del país, tampoco le está yendo bien. Con un ingreso promedio antes de impuestos de $51.379, solo logra un ingreso neto de $2.836 antes de impuestos. Una familia que gana $50.000 al año en 2017 tendría que pagar $3.448 en impuestos federales sobre la renta, más impuestos estatales y FICA. Esto significa que incluso el 20 por ciento medio de la población no puede ahorrar dinero y, en promedio, está asumiendo algún tipo de deuda.

Esta creciente carga de la deuda en el 60 por ciento de la población se expresa en la fuerte caída en la tasa de ahorro personal de los últimos tres años, disminuyendo del 6 por ciento en 2015 a entre 2,5 y 3 por ciento en los últimos meses. Del mismo modo, la tasa de morosidad de las tarjetas de crédito aumentó del 3,5 por ciento en 2016 al 4,7 por ciento en marzo de 2018. La morosidad de los préstamos hipotecarios de alto riesgo ahora es más alta de lo que era en el momento álgido de la crisis financiera.

Los flujos de las tarjetas de crédito alcanzan niveles serios de delincuencia

Esta información de Reuters expone el verdadero carácter de la "recuperación económica" posterior al 2008. Es una recuperación para los ricos a expensas del nivel de vida de la mayoría de los trabajadores. Mientras que el mercado bursátil se ha elevado a alturas astronómicas, y la riqueza de los millonarios y multimillonarios se ha disparado a su lado, la mayoría de los estadounidenses están sustancialmente peor de lo que estaban antes de la crisis financiera. Esto no es un accidente.

La recuperación posterior a 2008, liderada primero por Barack Obama y ahora supervisada por Donald Trump, se basó en recortar los salarios y el nivel de vida de la clase trabajadora para extraer más ganancias para los capitalistas. Comenzando con los trabajadores automotrices y extendiéndose a todas las secciones principales de trabajadores en el país, los empleadores exigieron "sacrificios" que ellos, y los sindicatos, prometieron que se recuperarían después de la recuperación.

La "recuperación", sin embargo, ha llegado, y ninguno de los sacrificios que los trabajadores hicieron se les reembolsa. En cambio, son los ultra-ricos los que están cobrando. Este año verá un nivel récord de recompra de acciones y pago de dividendos, que exceden $1 billón. Estas medidas financieras parásitas, que toman dinero reduciendo las inversiones en nuevos empleos, investigación e infraestructura, permiten a personas como Safra Catz, CEO de Oracle, embolsicarse $ 250 millones en un solo año.

Usualmente, el 40 por ciento superior lidera el crecimiento de consumo. Pero en 2016-2017, pro primera vez en más de dos décadas, el 60 por ciento inferior representó la mayor parte, algo que parecía continuar en el primer trimestre de 2018. (Rojo: 60 por ciento inferior: amarillo: 40 por ciento superior, negro. recesiones)

Los datos de Reuters muestran que, si bien el 60 por ciento inferior de la población en general vio sus gastos superar sus ingresos entre 2012 y 2017, los ingresos del 20 por ciento superior superaron con creces sus gastos en el mismo período. En promedio, el 20 por ciento superior de la población gana $ 188,676 y gasta $ 112,846. Esta capa genera más dinero que todos los demás quintiles de ingresos combinados.

La cantidad que el 20 por ciento superior de la población puede ahorrar cada año ($75,831) es más de seis veces el ingreso promedio del quintil inferior y más de dos veces y medio el ingreso del siguiente quintil. Dentro del 20 por ciento superior, existe una inmensa diferenciación social, su bajo nivel compuesto por trabajadores en profesiones decentes y su alto nivel compuesto por millonarios y multimillonarios.

El informe señala que el aumento de la deuda y la precariedad económica general de la mitad inferior de la población amenazan con desencadenar una nueva crisis financiera. Los autores escriben: "A medida que muchos de los trabajadores más vulnerables se hunden más en rojo, la expansión económica de casi una década puede ser más vulnerable a un nuevo aumento en los precios de la gasolina o una escalada de conflictos comerciales".

Los autores llaman la atención sobre cómo, históricamente, el crecimiento del consumo en EUA está dominado por el 40 por ciento superior de los asalariados. Sin embargo, en los últimos años, el 60 por ciento inferior de los asalariados ha representado la mayor parte del consumo, ya que redujo sus ahorros. El consumo representa más del 70 por ciento de toda la actividad económica en los Estados Unidos y juega un papel fundamental en el crecimiento económico.

En los últimos años, Estados Unidos se ha visto afectado por la adicción a los opioides, el aumento de las tasas de suicidio y la disminución de la esperanza de vida. La causa fundamental de esta inmensa y creciente crisis social es el empobrecimiento de la clase trabajadora, la gran masa de la gente.

Tasa de ahorros personales en EUA

El Consejo de Asesores Económicos del presidente Trump declara que la guerra contra la pobreza "ya pasó". Esto obviamente es una mentira.

La administración Trump, y antes la administración Obama, han estado peleando una guerra. Pero, no es contra la pobreza. Han estado luchando en una guerra de clases para empobrecer a la población trabajadora a fin de enriquecer aún más la oligarquía financiera que representan.

La clase trabajadora, sin embargo, está lista para una contraofensiva, anunciada por las huelgas de maestros a principios de este año en West Virginia, Oklahoma y Arizona. Los trabajadores están preparados a luchar para recuperar la riqueza que han creado y obtener el control de sus lugares de trabajo.

[Publicado originalmente en inglés el 3 de agosto de 2018)