Campaña de elección del PSI de Sri Lanka recibe una gran acogida

por nuestros corresponsales
31 marzo 2014

La campaña del Partido Socialista de la Igualdad (PSI) en las elecciones a los consejos provinciales de Sri Lanka está recibiendo un importante apoyo por parte de trabajadores, jóvenes, amas de casa y gente que vive en la pobreza. El partido está postulando una lista de 43 candidatos, encabezados por el miembro del Comité Político Vilani Peiris, para el distrito de Colombo en las elecciones de la Provincia Occidental. Las elecciones para los consejos provinciales occidentales y sureños se realizarán el 29 de Marzo.

El PSI y miembros de la Juventud y Estudiantes Internacionalistas por la Igualdad Social (IYSSE, siglas en inglés) hicieron campaña en Wanathamulla, Isla de Esclavos y Wellawatte en la ciudad de Colombo y en el suburbio de Ratmalana en los últimos días. Partidarios del PSI distribuyeron cientos de copias del manifiesto de elección del partido y otro material del WSWS en lenguajes síngales y tamil.

Wanathamulla e Isla de Esclavos son puntos focales en estas elecciones porque miles de residentes están siendo desalojados como parte del plan del gobierno de Rajapakse para transformar a Colombo en un importante centro comercial de Asia del Sur. Más de 70,000 viviendas precarias tendrán que ser demolidas.

Alrededor de 5,000 residentes de Wanathamulla confrontan un inminente desalojo. Entre los residentes se encuentran trabajadores del sector privado y público, pequeños propietarios y trabajadores casuales.

Durante una reciente visita los residentes de Wanathamulla se batieron verbalmente con Gotabhaya Rajapakse, el secretario de desarrollo urbano y defensa y hermano del Presidente Mahinda Rakapakse. Gotabhaya Rajapakse llegó a Wanathamulla para advertir personalmente a los residentes que se opongan a los desalojos.

Poco luego de su visita, un supuesto personal de inteligencia estatal secuestró a Samaradheera Sunil, un residente local que había discutido con él. Miles salieron a las calles exigiendo la liberación de Sunil, obligando a los secuestradores a soltarlo. Ellos también persiguieron a Duminda Silva, un parlamentario del partido gobernante, quién visitase el área con la intención de pacificar a las personas.

Los activistas del PSI realizaron una visita dos días después de estos incidentes, hablaron con los residentes y denunciaron el secuestro y los intentos del gobierno de tomar el área y venderlo a los inversionistas.

Una mujer comentó sobre las afirmaciones del gobierno de que transformaría a Sri Lanka en otro Singapur. "¿Para que serviría esto si nos desalojan de nuestras tierras?" preguntó. "Estamos en una lucha diaria para sobrevivir". Ella denunció los antidemocráticos desalojos y explicó que muchos residentes habían trabajado en el exterior por años para guardar dinero y construirse una vivienda decente.

Otra mujer declaró a los activistas del PSI que no iba a votar por algún partido en las elecciones venideras. "Durante las elecciones nos dieron falsas promesas y nos entramparon para que votáramos por ellos. Ahora sabemos todo sobre estas políticas corruptas y nos enfrentamos a esta clase de candidatos. No les tenemos miedo. La misma gente que está tratando de arrasar nuestras casas, viene y pide nuestros votos", declaró.

La mujer declaró que cinco familias viven en su casa pero que todos tendrían que ser obligados a ir a un edificio de 33 pies cuadrados, que era más pequeño que su actual casa. La mujer declaró que su hija estaba en el tercer grado y que la familia hacía frente a los gastos de una educación mayor y a los crecientes precios de productos esenciales.

Los activistas del partido explicaron que el PSI era diferente a todos los demás partidos y estaba participando en las elecciones para explicar la grave crisis económica y las amenazas de guerra que confrontaban los trabajadores internacionalmente. "Ningún problema puede ser resuelto dentro del sistema capitalista. Un gobierno de trabajadores y campesinos debe ser llevado al poder y políticas socialistas deben ser implementadas", declaró un miembro del equipo del PSI.

Un hombre en sus cincuenta declaró: "La mayoría de los partidos políticos dicen una cosa y hacen otra. Los miembros del JVP [Janatha Vimukthi Peramuna] vinieron hacia nosotros y nos dijeron que estaban opuestos a nuestros desalojos. Ahora ellos hacen un llamado al gobierno para que nos den casas adecuadas. Eso significa que aceptan que debemos ser desalojados y enviados a otro lugar".

Las cortes, la policía y otras instituciones estaban en las manos del gobierno, añadió. Los políticos afirmaron que todos estábamos seguros porque la guerra contra los separatistas Tigres de Liberación del Eelam Tamil había acabado, declaró, pero "nuestro sufrimiento no ha terminado".

Un trabajador de Industrias Químicas de Colombo explicó que había retornado a su casa después de empeñar unas joyas para así pagar las facturas de electricidad, entre otras. Él había construido su casa en tierra heredada de sus padres, usando dinero que había ganado trabajando en el exterior por años. "Gotabhaya Rajapakse nos dijo que podía desalojarnos a la fuerza si es que quería. Él usa lenguaje militar pero estamos dispuestos a pelear", declaró.

El equipo de miembros del PSI explicó el creciente peligro de guerra en Asia y globalmente; cuestiones de vida-o-muerte que no estaban siendo discutidos por cualquier otro de los partidos que participaba en las elecciones o en los medios de Sri Lanka. Los residentes escucharon atentamente.

El PSI organizó una reunión callejera improvisada en la cual tomaron la palabra los candidatos del PSI Vilani Peiris, Panini Wijesiriwardena y W.A. Sunil. Ellos explicaron la alternativa socialista e internacionalista del PSI ante la creciente amenaza de una guerra mundial y el plan de austeridad del gobierno de Rajapakse. Ellos también urgieron a los residentes de establecer comités de acción, independientes de todos los grandes partidos y sus soportes de la pseudo-izquierda, para derrotar los planes de desalojo del gobierno.

Los residentes preguntaron por qué se necesitaban comités de acción. Los candidatos del PSI explicaron que los comités de acción eran necesarios para movilizar a los trabajadores independientemente de los partidos de las élites políticas y para la unificación de los residentes con otros trabajadores que asimismo confrontan ataques a sus empleos y estándares de vida. Ellos declararon que sólo baja un gobierno de trabajadores y campesinos que implemente políticas socialistas pueden estos problemas enfrentados. Billones de rupias se necesitaban para otorgar viviendas decentes para todos.