Raúl Rizik: 1947-2013

Un luchador por el socialismo revolucionario

por Rafael Azul
16 octubre 2013

Este artículo apareció en inglés el 7 de octubre del 2013

El World Socialist Web Site (WSWS) y el Comité Internacional lamentan el fallecimiento del camarada Raúl Rizik, revolucionario, escritor, actor, y reconocido interprete/traductor, hábil maestro y dedicado padre de familia.

Su corazón se detuvo el 1ro de octubre al salir del gimnasio, probablemente como consecuencia de una larga lucha contra la diabetes y otros problemas crónicos de salud. Raúl formaba parte de una numerosa con hermanos y hermanas viviendo en Washington, Baltimore y Santo Domingo. Era una familia muy unida. En California le sobreviven su esposa Barbary y dos hijos adultos, Daniel y Sara.

Raúl, quien escribía bajo el pseudónimo de Ramón Valle, escribió 48 artículos para el WSWS. El primero fue una entrevista en diciembre del 2003 con el trabajador inmigrante Fernando Suárez de Solar, padre de Jesús Suárez del Solar, uno de los primeros soldados norteamericanos que murió durante la invasión de Irak ese año. Su última contribución data de abril de 2012, un magistral artículo escrito conjuntamente con Richard Adams sobre una presentación en Los Ángeles de El Mercader de Venecia de Shakespeare. Estos dos comentarios políticos, del primero al último, ilustran la estrecha conexión de Raúl con la clase trabajadora y de su apreciación del rol crucial que juega la cultura en el entrenamiento de revolucionarios.

Sus contribuciones incluyeron críticas de films, teatro y las luchas de los trabajadores. Entre estos resaltan los que escribió con David Walsh sobre el Gremio de Escritores y el Gremio de Actores durante junio del 2007 y junio del 2009. Se incluye en éstos el desarrollo de la amarga huelga de los guionistas que duró de octubre del 2007 hasta enero del 2008.

Leídos como una unidad, esta serie de artículos registran la deliberada traición a los escritores por parte de su dirección y los sindicatos de Los Ángeles. Estos artículos, que fueron circulados en las líneas de piquetes son necesaria lectura para todo trabajador. Como miembro del Gremio de Actores de Cine (SAG), Raúl luchó intransigentemente contra la dirección del gremio, el traicionero aislamiento al que sometieron a los escritores, y su subordinación al Partido Democrático. En una reunión de SAG en julio del 2008, Raúl pronunció las siguientes palabras:

"Mi estrategia se basa en un programa socialista. En estos momentos la gente está molesta y envuelta en luchas en todas partes. Aquí en Los Ángeles, estibadores, maestros, trabajadores de la Universidad de California, enfermeras y porteros están todos involucrados en un tipo de lucha u otra. Esta es la gente a la que debemos de unirnos, y no depender de los políticos democráticos o republicanos, porque estos partidos son los instrumentos de los mismos conglomerados que nosotros enfrentamos. Los escritores cuentan con un abrumador apoyo del público, no solo en Los Ángeles sino en todo el país. Debemos y podemos unirnos a ellos y paralizar la ciudad."

Estos artículos importantes son característicos de su trabajo político. Raúl también participó en la mayoría de las campañas a favor de los inmigrantes hispanoparlantes. Entre ellas se incluyen una serie de entrevistas en el área de Maywood con inmigrantes mexicanos y centroamericanos en el 2012, como parte de la campaña del candidato presidencial por el Partido Socialista por la Igualdad (PSI) de EE.UU., Jerry White.

Gran parte del trabajo de Raúl estaba dedicado a la traducción de las perspectivas políticas para América Latina y a la educación de los camaradas nuevos. Raúl conducía estas actividades a la vez que trabajaba esporádicamente como actor, profesor, intérprete y traductor, y todo mientras criaba a su familia.

El camarada Raúl nació en Santo Domingo en 1947. En 1960, se mudó con su familia a Washington D,c donde estudió la secundaria y desarrolló su amor por la actuación. Más adelante estudió en la Universidad de Maryland donde obtuvo una Maestría en educación bilingüe.

Raúl entró a la política como parte de la ola revolucionaria de la clase trabajadora que conmocionó al mundo en los años de los 1960s. Fue un periodo tumultuoso en las universidades de EE.UU. y de todo el mundo. La Universidad de Maryland no fue una excepción.

El dictador dominicano Rafael Trujillo fue asesinado en 1961, un año después que los Riziks viajaran a los EE.UU. Trujillo fue un leal y brutal sirviente del imperialismo norteamericano desde los años de ocupación de la República Dominicana de 1916 a 1924. Durante su gobierno de 30 años, más de 50 mil personas fueron asesinadas, incluyendo la famosa masacre de decenas de miles de haitianos en Perejil en 1937. En Santo Domingo, miembros de la familia extendida de Raúl se opusieron y sufrieron bajo la odiada dictadura militar.

Trujillo fue reemplazado por un régimen populista encabezado por Juan Bosch. El Departamento de Estado de los EE.UU. no perdió tiempo en confabular para derrocarlo. Para mantener el trujillismo contra una rebelión popular, el presidente norteamericano Lyndon Johnson ordenó la invasión de la Republica Dominicana en 1965 e instaló a Joaquín Balaguer, cuyo régimen inmediatamente se dedicó a conducir una guerra contra la oposición de la clase trabajadora. No es una exageración decir que Balaguer masacró la flor de la juventud dominicana para complacer los intereses de las corporaciones norteamericanas.

En el año de 1965 también se dio la enorme escalada de la intervención norteamericana en Vietnam. Esto coincidió con las grandísimas manifestaciones dirigidas por Martin Luther King Jr. por los derechos civiles en el sur de EE.UU., como en Selma, Alabama.

Fue bajo estas circunstancias que Raúl tomó la senda de la lucha política en la Universidad de Maryland. Como muchos de sus compañeros estudiantes, se dio cuenta de las mentiras del imperialismo norteamericano, se opuso a la invasión del país donde había nacido y se hizo opositor de la guerra de Vietnam.

Esto lo llevó, primero al radicalismo pequeño burgués de los Estudiantes para una Sociedad Democrática (SDS), luego al Partido Laborista Progresista (PLP) maoísta, antes de ser ganado a las perspectivas revolucionarias del trotskismo. Se unió a la Liga Obrera en 1972 en base a la lucha de la revolución permanente y contra las traiciones del estalinismo.

En este periodo, el FBI espiaba e infiltraba el movimiento antiguerra y Raúl cayó bajo su atención. En 1973 fue arrestado como resultado de sus actividades políticas después de hablar en público en una manifestación contra la guerra, y fue acusado de violar las condiciones de su visa. Esto dio inicio a una larga lucha legal por el derecho de permanecer en los EE.UU. A pesar que en 1978 se casó con su compañera de toda la vida, Barbary, una ciudadana estadounidense, lo cual bajo circunstancias normales le habría dado el derecho a residencia permanente, el caso de Raúl se mantuvo abierto hasta 1985. Una deportación a la Republica Dominicana de Balaguer habría sido equivalente a una pena de muerte.

Raúl se alejó de la Liga Obrera por un periodo de tiempo a fines de 1970, pero se mantuvo como un simpatizante activo. Apoyó la lucha interna de la Cuarta Internacional contra el pablismo y la degeneración del Partido Obrero Revolucionario británico. Se sintió fortalecido por la victoria en 1985 de los trotskistas ortodoxos del Comité Internacional de la Cuarta Internacional.

En 1989 se estableció con su familia en Los Ángeles, donde, como actor de partes menores, actuó y participó en varias películas y series de televisión. También continuó actuando en el teatro. Se unió nuevamente al PSI a inicios de los años 2000, animado por la creciente lucha de clases y el desarrollo de la crisis del capitalismo norteamericano y mundial.

Además de su trabajo político, Raúl trabajó como intérprete y traductor, enseñó interpretación e inglés como segundo idioma a trabajadores y jóvenes inmigrantes en Los Ángeles Unified School District, Los Ángeles City College, Cal State Los Ángeles, y UCLA Extension. Recibió muchas notas de aprecio y recomendaciones de parte de sus estudiantes, de las que se sentía orgulloso. Sin duda, su sensibilidad a las luchas de vida diaria de los estudiantes contribuyó a su popularidad.

Raúl entendía la importancia de la cultura. Apreciaba y amaba a Shakespeare y Brahms. Consideraba que ambos representaban la cultura humana que trascendía particularidades nacionales. Participó en el Teatro Hispánico Gala en Washington DC y ayudó a popularizar importantes trabajos en la lengua castellana, tal como La Señorita de Tacna de Mario Vargas Llosa.

Una de las principales fortalezas de Raúl era su pasión por defender los principios del socialismo revolucionario e internacionalismo que representa el trotskismo. Tenía una cualidad, un calor humano, al identificarse intelectual y emocionalmente con la luchas de los oprimidos.

Su persistente trabajo político ha ayudado a desarrollar los cimientos de un nuevo movimiento revolucionario en América Latina y los EE.UU. Su identificación con los inmigrantes, su deseo de traducir los artículos más difíciles, particularmente aquellos que trataban de perspectivas políticas y cuestiones teóricas e históricas, iban mano a mano con su franqueza y sinceridad como amigo.

Raúl encontró su lugar en el movimiento revolucionario socialista, a lo cual le dedicó la mayor parte de su vida, porque entendía que el desarrollo de las ideas revolucionarias tomaba lugar en la lucha interna del partido internacional. Será extrañado por todos.

El WSWS invita a sus lectores a que compartan sus experiencias y memorias del camarada Raúl en la sección de comentarios que sigue a continuación.